viernes, 23 de julio de 2010

Piden pan, no les dan ...


Estuve durante veinte minutos mirando con arrobamiento esos aparatos tan mononos – técnicamente llamados hornos de pan – que prometen cambiarnos la vida, llenándola de pan francés, pan integral, pan rústico (¿?), baguettes, pizzas, tortas y hasta mermeladas! Ah si si, hace mermelada guau!.
Parece que nuestra existencia ya no será la misma a partir de la adquisición del tal horno. Maravillosas experiencias – tales como disfrutar del olor a pan recién hecho, agasajar nuestro paladar con crujientes y dorados panecillos frescos untados con manteca y dulce, sorprender a nuestros amigos con recetas dignas del mejor maestro panadero – nos esperan. Asombrosos sabores transformarán nuestro modesto desayuno, nuestros aburridos almuerzos, nuestras insípidas cenas.
Como pudimos vivir hasta ahora sin este artilugio, sin esta tecnología suprema y sin los exquisitos productos que salen de su interior para situarnos en la cima del disfrute terreno?
Estoy a unos cuantos pasos, digo pesos … ejem, de conocer los secretos de la harina triple 0, la levadura, el azúcar impalpable y las semillas de sésamo. Estoy en los umbrales de la gloria pasteleril, estoy en la entrada del edén de la masa horneada, estoy casi en el paraíso del mignon, del pan flauta, de los baguettines, estoy …

… estoy loca!. Que voy a hacer con semejante armatoste, salvo que – como me pareció intuir en algún momento – tenga un uso adicional, digo … tanto botoncito, tanta lucecita, tan abultado manual de instrucciones … para mi que este cacharro detrás de esa apariencia inocente oculta su verdadera función: máquina transportadora de materia aún en fase de experimentación claro, sino no sería tan barata … . No me importa nada desintegrarme y terminar flotando por el universo, estoy tentada de comprármela y transportarme a como dé lugar hacia la Polinesia o el Caribe, lejos de la actual era del hielo ...
La voz de mi amiga preguntando “Esto servirá también para calentar la comida ...???” (noble bestia, que le parecerá que dice? Bué, ella también le está buscando un uso alternativo, un tanto mas terreno eso si) me saca de el estado de enajenación mental transitoria. Le doy las gracias al vendedor y con un “veo y cualquier cosa vuelvo” termina mi visita a Garbarino y mis sueños de miga tostada y/o viajes intergalácticos. Ya tengo demasiados cachivaches juntando tierra en algún rincón.
A modo de consuelo paso por la Recova y me compro 3 medialunas saladas para mi cena de esta noche. Con quesito al horno … mmmm !!!

25 comentarios:

LadyMarian dijo...

Viajes intergalácticos??? !! jajajaja!!
Te ahorraste pesos y seguramente kilos. Ojo! No te conozco, quizás los necesitás pero si tenés que engordar más vale que sea con comida más saludable, no?

Besos

Lola dijo...

Creo que todos caimos en la tentación en algún momento pero:
1) salvo que tengas 7 hijos, nadie puede comer tanto pan todos los días sin aumentar unos 7 kilos semanales
2) Con lo que sale esa máquina comprás pan más o menos por el resto de tu existencia (más o menos igual que comprás jugo de fruta para el resto de tu vida con lo que sale la Philips Juicer (otra de las tentaciones actuales very trendy, jaja)
3) Al tercer o cuarto día ya volvés a la panadería, que es mucho más fácil!
Igual hiciste bien: Te sacaste las dudas así no seguís suspirando por algo que no vale la pena, y sobre todo, te sacaste la duda acerca de si tenía otras funciones desconocidas (yo no pretendo que transporte materia, y no porque no me venga bien ya que me la paso viajando, sino porque no quepo dentro!) pero me hubiera conformado con que seque el esmalte de las uñas o funcione como luz de noche... por ejemplo.

Besos!

Any dijo...

Lady, viajes intergalácticos si, y estás cordialmente invitada (si es que confirmo mi teoria)
Años atras hubiera podido probar todos los panes del recetario sin problemas; hoy no snifff, es mas, debería pensar en invertir las rupias en un slender shaper o algo asi
=S

Lola, no, ni 7 ni medio hijo.
Ahhh la juguera! Eso de meter una sandía entera por el tubito y hacer jugo me tiene sugestionada!
Como secador de esmalte andaría che ... no se me ocurrió o para calentarse las manos ...
También estás invitada al viaje, no sé si llegamos, pero por lo menos frío no vamos a pasar
=D

Winnie0 dijo...

Poema a un horno se podía llamar tu post. jaja Me ha encantado...no había yo oido hablar de semejante artilurgio que puede cambiar tu VIDA jaja Un beso y feliz fin de semana

dondelohabredejado dijo...

Ja ja ja aj, me hiciste morir de risa!!! Si realmente es unamáquina del tiempo, yo también quiero comprarla. Para viajar al futuro, si es que existe!!
Digo yo, es necesario comprar este aparatejo?? Con el horno común no es suficiente para hacer un rico pan, unas deliciosas pizzas o algunas facturitas??
Cuál es la diferencia? Mí no comprende!!!
Avisá si llegás a comprarlo, y sobre todo si pudiste viajar en el tiempo, compartí la experiancia!!
Besitos, que tengas muy buen fin de semana.

Verónica Marsá dijo...

Pues chica, yo tengo un horno normal y un molde de esos alargados de los baratos de hacer "plunkeik" que me hace un pan de lujo! Yo también las miro y me pregunto lo mismo de lo mismo, al final, como sé que no le sacaré partido, que cuestan un huevo de limpiar, que incordian en el espacio y que me aburro de ellas, mejor la dejo en la tienda y sigo haciendo el pan a lo antiguo!

Receta:

1/2 kilo de harina
1 sobrecito de levadura
1 cucharada sopera rasa de sal
50 gr de mantequilla
1 huevo
1/4 litro de leche

Para variar el sabor puedes poner distintas cosas:

orégano
100 gr de bacon cortadito
aceitunas sin hueso
jamón
nueces
pimienta
cebollita pochada
perejil...

o lo que más te guste!

Amasar todo junto, poner en el molde y al horno unos 45' a 180º.


Besitos, compi!!!!

Mai dijo...

Naaaaaaaaa... antes que este engendro, comprate el lavarropas! jajaja

El pan a la panaderia! Les sale tan rico y ademàs laburan desde las 3 de la madrugada, dele hornear y empastar... pobres panaderos, démosle de comer! jajajaa
Y si te da el antojo de pan "casero", anotate la recceta de Verònica que parece sencillita.

besos Any!

Winter dijo...

La tentación es grande. No puedo negar que varias veces la miré con cariño. Pero y después? Quién la usa? Quién la limpia? Cuándo voy a comer ese pan tan rico hecho en casa?
Ya tengo una cafetera express doble made in italy qué compré en los años locos y me ocupa un espacio odioso. Obvio que el capuccino no sale como me habían prometido...
No sé, no sé. Si probás avisá y hacé un servicio a la comunidad contando "la verdad de la milanesa"

Besos

Briks dijo...

no me jodas !
ESE ES ARTURITO !! (el de Star Wars)

Briks dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Any dijo...

Winnie, no tenés horno de pan? como podés sobrevivir sin el? jajajaja. Te cambia la vida si, por lo menos eso dice la publicidad ...

Marina, quien sabe si va al futuro, te averiguo. Ah no sé, parece que no es lo mismo ... esto es mucho mas ... cool podríamos decir. Naaa, ya se me pasó. Impresiona de entrada, pero lo pensás dos minutos y descartás la idea

Vero, ehhhh gracias por la receta che! Ah como? no se limpia solo? que porquería! no había pensado en ese detallito
=S

Mai, sabés que si? el lavarropas es mucho mas necesario y urgente. Pasa que estos cachivaches que hacen cosas raras llaman la atención; y uno es tan bobo que los ve y tiene ganas de comprarlos.
Probaré la receta de Vero, suena bien

Winter, cafetera express??? que bueno quiero una! Con eso y el horno me instalo un bar al paso en el palier je. Para amortizar un poco digo ...
=S

Sr. Briks, sabe que si? Siempre tan observador ud

Neogeminis dijo...

jajajajajjaa...Any! me sacaste las primeras carcajadas del día y cuánto te lo agradezco! jejejeje...me entusiasmé con vos con el aparatejo a medida que describías su enorme potencial y me dejé llevar también después por la fantasía de suponerle otros usos alternativos!jajajaj....a lo del consuelo de tres medialunas saladas, me sumo también, pero para mí, que sean dulces y con una buena taza de rico y humeante café recién hecho! jajajaja...con este frío, la idea me tienta a cualquier hora!!!

Besos enormes vecina!

Vir dijo...

lo bien que hiciste any en irte sin comprar!
nada mejor que ir a comprar a la panadería o al super, pero tener ese armatoste en casa...nooo
la tecnología para la comunicación nada más.
igual tu post me dió hambre!!!
beso grande

alfredo dijo...

Hiciste mal, Any, tenías que haber comprado dos, uno para hacer los panes y otro para ponerlo de adorno junto al televisor, ahora se llevan mucho, estas obras de arte tan alternativas.

Besos

Annick dijo...

Nada de comprar este artilugio , lo mejor es dar el paseito todos los dia hasta la panadería del barrio , que los panaderos tienen que seguir viviendo .

Eres la mejor para contarnos cosas que nos ocurre a diario .

Besos desde Málaga.

Balamgo dijo...

Divertido y chispeante relato.
Menos mal que no llegaste a comprarlo, pues muchas casas parecen un almacen de chatarra...
Un abrazo.

La candorosa dijo...

¿Cómo puede hacer tanto y ser barato?...

Mmmmmmmm no se, es para desconfiar, eh!!!

¿Gastará millones en electricidad? Es posible...
Por lo tanto, siga haciendo uso de una buena panadería, y listo!!!

Por las dudas, fijesé si en el amplio manual de instrucciones no figuran los viajes en el tiempo!!!

Besotes!!

Mariela Torres dijo...

Yo puse un largo un hermoso comentario y ya no está. Si este aparece y el otro no, lo pondré de nuevo, si es que puedo recordar tan sesudo estudio.

Mariela Torres dijo...

Apareció el segundo, en fin.
Decía que estuve escuchando a una psicóloga chilena que decía que las mujeres tenemos pensamiento mágico y creemos que los aparatos, el shampoo, las cremas y la comida hacen magia, y que los vendedores se aprovechan de eso.

Any dijo...

Che a mi me desapareció el fondo! uds lo ven?


Neo, bueno dele, medialunas dulces. Para mi mate. Y nos vamos de picnic. Bue, no. Mejor dejamos el picnic para cuando suba la temperatura brrrrrrrr

Vir, mirá que este horno viene con blackberry incorporado eh?
;)

Alfredo, ah si? jajjajajja, bueno, volveré y compraré dos entonces ... vos en tu casa cuantos tenés?
=D

Annick, si, y ademas el pan les sale mejor que a mi seguramente ...
Gracias!
:)

Balamgo, es cierto, uno acumula tantas cosas inútiles!

Cando, como horno de pan no sé si es barato. Como máquina transportadora de materia si! por eso me la quería comprar! Pero ya desisti ...

Mariela, bueno si, yo siempre estoy buscándoles usos alternativos a las cosas ... no sé si eso entra dentro de la categoría del pensamiento mágico.
Me parece que los hombres son mas fáciles de convencer a la hora de comprar. La mujer es mas vueltera o mas tacaña no se
=S

nadasepierde dijo...

Lo peor serian los kilos que sumarías... esas máquinas se ven esplendidad, pero con el tiempo uno deja de usarlas y es un mamotreto mas en la cocina... está bueno cortar todo amague de comprarlo con mediaslunas rellenas!!!

un beso

dondelohabredejado dijo...

Yo veo el fondo perfecto. Fijate si no es necesario pasar un antiespía por tu computadora, o probá entrar con otro navegador.
Besitos.

CAS dijo...

Pues hubo un momento que me lo hubiera comprado.... LEVANTARME Y TENER PAN CALENTITO PARA EL DESAYUNO!!!!!
Ahora sería otro adorno más, y estoy en fase SIMPLIFICACIÓN!!!! jajaja...
(ME LLEVO LA RECETA DE VERONICA, Qué blog más completo, che!!!!)

BESOTES

Kenza dijo...

Bonsoir Any,
Je te remercie pour ta petite visite ainsi que pour ton gentil commentaire, ça m'a vraiment fait plaisir!
Tout va bien en Touraine, il fait beau, c'est les vacances et je vais bientôt partir en voyage...
J'espère qu'il en est de même pour toi.
Gros bisous et à très bientôt

Don Diego dijo...

Any:
Soy aficionado a la cocina (deformación profesional) yo veo una receta y la preparo, la firme un medico o Doña Petrona, santa de la que soy devoto.
Me gusta mucho hacer pan, compré la maquina esa o una parecida a esa y la tengo como relleno de sotano
(;-P.
No me gusta.
Definitivamente y hice pan tres veces y la deje en el sotano tapadita con un plástico cubiendose de polvo como El Arpa de G.A.Becquer:

Del salón en el ángulo oscuro,
de su dueña tal vez olvidada,
silenciosa y cubierta de polvo
veíase el arpa.

¡Cuánta nota dormía en sus cuerdas
como el pájaro duerme en las ramas,
esperando la mano de nieve
que sabe arrancarlas!

¡Ay! pensé; ¡cuántas veces el genio
así duerme en el fondo del alma,
y una voz, como Lázaro, espera
que le diga: «¡Levántate y anda!».


Y casi había conseguido olvidarla

Saludos.