jueves, 9 de agosto de 2012

Este Jueves Un Relato: Recuerdos, Sueños, Pensamientos




Se repite el mismo sueño desde que tiene memoria. Gritos, gente que corre, llantos, ruidos extraños que no identifica, luces, el paisaje que cambia ante sus ojos en forma frenética y desordenada. El no puede moverse, solo observa. De pronto todo queda en silencio. Unas manos lo arropan, alguien sin rostro lo abraza y lo besa amorosamente: ¡que bien huele esa persona!. Quiere retener eternamente ese momento pero no puede. Conoce el sueño de memoria ya, intuye, sabe que la escena final es una despedida y el no quiere despedirse. Se despierta angustiado.

Un día de invierno mucho tiempo después un examen de ADN le confirma algo que siempre sospechó: esas imágenes no son un sueño, esas imágenes son su primer recuerdo. Aunque solo tenía un mes de vida, está seguro de conservar en su memoria el último abrazo de su madre.
El es Pablo, el nieto recuperado nº 106, que empieza hoy a recuperar los recuerdos que le robaron hace 34 años.



Seguimos recordando, soñando y pensando en casa de María José.

32 comentarios:

El Gaucho Santillán dijo...

Que increìble.


Almenos, este muchacho sabìa que no era hijo biològico.


Cuantos habrà que no lo sospechan.

Un abrazo.

Ana O dijo...

A veces es dificil distinguir entre suenos y recuerdos.

Natàlia Tàrraco dijo...

Un chispazo en la memoria del 106, recuperado tarde a ese origen arrebatado.
Empieza con el nº1 y acaba en...el recuento y reencuentro de aquellos robos no termina, cuántos ADN perdidos.
¿Sueño o recuerdo de neonato? Todo es posible pero hay cosas imposibles de tolerar,mezquinas, odiosas.
Besito aún con gusto marino.

El Mostro dijo...

Fabulósico. Realmente la mente guarda "datos" que se manifiestan y te marcan hasta que salen a la luz.

Besos.

Sigmund Mostro.

ojo dijo...

Ése no se lo pudieron robar.
Habrá que ver como se recupera el resto.

Muy emotivo, Any.

Un abrazo

Neogéminis dijo...

Pero vecina querida!...nos hemos comunicado por telepatía!...mi entrada de este jueves surgió inspirada en lo que rodeó la vida de este u otro Pablo -en mi texto se llama Andrés- si bien está contada desde el otro punto de vista, en ambos textos trasunta la supremacía de la verdad y la vida sobre la mentira y la muerte.
Un abrazo enorme...y me voy conmovida.

Carmen Andújar dijo...

Nunca más, eso esperamos; mira aquí en España que se ha descubierto que en los años 80 a más de una madre, le dijeron que sus hijos recien nacidos habían muerto, y resulta que los robaron y se los dieron a otra familia. No sé como pueden pasar esas cosas; pero es así.
Un abrazo

Maria Liberona dijo...

Guaaauuu !!! impresionante e increíble... simplemente sin palabras

Teresa Oteo dijo...

Qué terrible y qué dura la historia! Ojalá ese nunca más.
Yo quiero pensar que Pablo recuerda ese abrazo de su madre, lo más bonito del mundo.
Me sumo a tu recuerdo, Any.
Besos

G a b y* dijo...

Estremece esa realidad que revestida de sueño pugnaba por salir a flote. Por suerte, hoy encontró su verdad.
Me ha gustado mucho como has llevado este relato, que podríamos creer de ciencia ficción, pero tristemente, no lo es. Hay realidades tan crudas que no hay modo de aceptarlas.
Un besito al vuelo:
Gaby*

Lola dijo...

Qué talento para combinar la actualidad con la convocatoria literaria!
Y casi hacés que me ponga a llorar en la frase de la despertada-despedida.
Al margen, se te extrañaba horrores por acá.
Besos!

Esilleviana dijo...

Más de 30 años persiguiendo un sueño: recuperar la verdadera identidad, algo tan sagrado, intransferible y personal que resulta imposible imaginar que aquellas personas decidieran y realizaran tal acción. Enhorabuena por este texto, Any. Mientras lo leía también pensé en Neogéminis -ya he leído su coment-. Este texto resulta muy conmovedor.

Un abrazo

Winnie0 dijo...

Precisamente hoy me ha llegado hondo tu relato!! Un besito a tu alma desde aún mi retiro vacacional mirando el mar

mariajesusparadela dijo...

Vuestra memoria como país (la de neo y la tuya,) os ha hecho compartir un tema doloroso y muy bien narrado.

maria jose Moreno dijo...

La memoria colectiva nos aprisiona y nos deja no ya recuerdos sino heridas sangrantes imposibles de cicatrizar y este es un ejemplo de ello.
Muy bueno. Gracias Any por estar con nosotros este jueves. Un beso

Marta C. dijo...

Triste pasado de ladrones de vidas y futuros. Recuerdos de una madre perdida para siempre. Muy bonita tu historia, a la par que triste. Besos.

Etienne dijo...

El renacer de una mente apenas enceguecida, el resurgir de un alma que a gritos reclamaba su identidad.
Muy buen texto!!

P/S: a veces, cuando tengo un ratito, hago un recorrido por algunos blogs que (aún) no sigo para leer algo nuevo, aunque no sucede muy a menudo, así que te entiendo por qué todavía no habías estado en la Ciudad. Te reservé un lote en esquina, para que te quedes!
Besos!!

San dijo...

Un recuerdo le guió hasta encontrar la verdad. Hechos que nunca debieron ser. Neo y tu habeis tratado el tema desde dos visiones distintas pero con el mismo poso de dolor.
Perfecto texto Any.
Un abrazo.

casss dijo...

Y ojalá un día se termine con esta cuenta pendiente, por todos y en especial por ellos y los que tanto esperan aun...

cariños conmovidos

Sindel dijo...

Me emocioné hasta las lágrimas, no puedo poner en palabras las sensaciones que me provocó tu relato.
Intento una: Maravilloso!!!
Un abrazo enorme.

Matices dijo...

Hay cosas que no entiendo como pueden pasar, supongo que porque es cierto, todos no somos iguales, no tenemos la misma calidad humana... Duro este suceso donde no se respetó nada. Corto, intenso y claro..
Besos

Matices dijo...

Hay cosas que no entiendo como pueden pasar, supongo que porque es cierto, todos no somos iguales, no tenemos la misma calidad humana... Duro este suceso donde no se respetó nada. Corto, intenso y claro..
Besos

Juan Carlos dijo...

Qué terrible vivir con ese recuerdo. Es un daño que no creo se pueda reparar, ni aúnque se le llame nieto recuperado.
Y terrible el que estén numerados.
Besos Any.

Dany dijo...

A ver....como decirlo... si bien lo trágico de la situación puede impedir ver algo más, creo que esa sensación del abrazo de la madre que era un recuerdo y ahora es una confirmación. me tranquiliza un poco y me da cierta paz.

He vuelto.

Además quiero agradecerle sus siempre generosos comentarios.

Un beso!

RECOMENZAR dijo...

Me ha gustado tu blog . Conozco tu lugar....
me gustan tus letras
Un saludo desde Miami

censurasigloXXI dijo...

Trágico momento para recordar, compañera. Yo recuerdo cosas de cuando tenía unos tres años, que es lo normal por otra parte, dicen que antes de eso no guardamos memoria. Sin embargo, hice unos seminarios de aprendizaje mediante la música en los que se trabajaban las sintonías prenatales y fueron muy, pero que muy, interesantes.

Un beso, compi!

Esilleviana dijo...

Gracias por tu visita y tu comentario.

Un abrazo

fus dijo...

Muy buen relato de un tema actual. Enhorabuena.

un saludo

fus

Esilleviana dijo...

;))

Esilleviana dijo...

"¿rescatará ilusiones, alegrías, buenos recuerdos y tiempos felices como para ir sosteniéndome un poco en la tormenta?", tú lo has escrito: yo tengo un blog para ello y nadie mejor que vos (:)) para describir al detalle y a la perfección emociones tan simples y complejas como son los recuerdos, la memoria y a la vez, la resistencia al olvido.

Espero que pase pronto y que la próxima actualización de tu blog esté cerca.

Un fuerte abrazo y gracias por leerme.

Valaf dijo...

Parece mentira, los monstruos que viven en la naturaleza humana se encarnan de forma periódica y esclavizan a individuos y pueblos enteros. Tu relato estremece.

Un beso

Rochies dijo...

excelente, muchachita. Ud ha logrado apropiarse de una historia real y encantarla con sus letras.

Después de todo La Crónica de una muerte anunciada se trató de eso...