jueves, 6 de septiembre de 2012

Este Jueves Un Relato: Relaciones


Desde que te vi en la foto me gustaste. Si hubiera hubiera vivido en ese tiempo ... mmm ... me parece que María se hubiera quedado sin novio ... .
Tu historia de inmigrante aventurero me conmovió. Supe que saliste de tu casa con ganas de ver que había del otro lado del mar. Querías ayudar a tu familia. Querías conocer, intentar, experimentar, mejorar. Querías comerte el mundo como uno quiere hacerlo a los 15 años, solo 15 tenías, increíble.
Nunca pudiste volver a contemplar ese mar gallego. A veces María te lo acercaba en un chupin de pescado - de río claro - que no es lo mismo pero es igual, como dice la canción.
Trabajaste duro, sin descanso y tuviste cuatro hijos que amaron tu tierra a través tuyo. Armaste tu vida aquí y sé que fuiste feliz, todo lo feliz que la morriña traidora te permitió. Cuando conseguiste ahorrar algún dinero ya era tarde para tanto viaje, estabas enfermo y viejo. Y te moriste un día cualquiera soñando con el regreso.

Hace unos meses tus papeles y tus recuerdos vinieron a parar a mis manos. Y me puse tan contenta. Tu memoria es ahora mía, la guardaré y la conservaré mientras viva. Algún día nos encontraremos y nos reconoceremos. Ah si, ya se que nunca nos vimos ... no importa. La nuestra fue una relación tejida por esas misteriosas arañas que trenzan tiempo y cariño en su tela.
Si yo fuera María me iría preocupando … jeje.

Seguimos relacionándonos en lo de San
  
Fotos: Detalle del carnet de inmigrante de Ramón, y de el  pasaje a Buenos Aires.
Ramón ya en Argentina; detrás la foto está dirigida a María, en un tono muy serio, con lo cual supongo que se conocían hacía poco tiempo. Parece que en esa época uno andaba, cual estrella de cine, repartiendo fotos autografiadas a sus admiradores jajajaja!

Ramón vino de Outes (La Coruña) y murió en Rosario hace ya mucho, mucho tiempo.

33 comentarios:

Any dijo...

No tengo scanner, asi que es todo muy artesanal.
Las fotos se acomodaron como quisieron, o mas bien como quiso Mr. Blogger ...
Me voy a laburar, esta noche pasaré a leer a los compañeros
abrazo a todos

Neogéminis dijo...

Me conmoviste hasta las lágrimas -no es metáfora- me encantó que hayas tratado este otro modo de relacionamiento que a veces se da, cuando tiempo y espacio se ponen en contra de que dos almas se encuentren.No importa, si no ha sido aquí, será más allá...seguro que se producirá alguna vez...y habrá tantas luces como fuegos de artificio!

Un abrazo fuerte y gracias, por este precioso y muy entrañable post!

Neogéminis dijo...

ummmmmmm releyendo el comentario me doy cuenta que lo de los fuegos de artificio no quedó muy claro...pero bué..usté me entiende!
=)

Any dijo...

Neo, si, los fuegos de artificio me los pondrá María a mi en ... la oreja jajajaj!
Me parece lindo Ramón para la época (vio que en esas fotos antiguas la gente no sale muy favorecida), pero mas que eso, me cae bien, le tengo afecto sin haberlo conocido. Solo eso.
un beso

Anónimo dijo...

LA AGÜELA SIRA TENÍA UNA PAQUETITO DE POSTALES DE LA FRANCIA...POSTALES CON SABOR AÑEJO, ESE SABOR QUE ES CONFERIDO A LA POSTAL POR CAUSA DEL COLOR ENTRE MARRÓN CLARO Y DIFUSO...NO SÉ SI ENTIENDES A LO QUE ME REFIERO...EL CASO ES QUE ESAS POSTALES SE AVINIERON A MIS MANOS...TAMBIÉN SE FUERON DE ELLAS HACE TIEMPO, YA MUCHO, TANTO QUE YA NO SÉ POR DÓNDE PARAN. BIEN, EL CASO ES QUE ESTABAN ESCRITAS EN francés DE LA FRANCIA. SIEMPRE QUISE CREER QUE LA AGÜELA SIRA HABÍA TENIDO UN AMANTE FRANCÉS...RECUERDO QUE LAS FOTOS ERAN DE PRINCIPIOS DEL SIGLO PASADO. CREO INCLUSO DE ANTES DEL ´28.
ES A ESTA ESCENA A LO QUE ME HAN RECORDADO ESTAS FOTOS.
POR OTRA PARTE, ANDO LEYENDO AHORA LA ÉPOCA DE LA RESTAURACIÓN ESPAÑOLA, ES DECIR, 1874-1931. LA PENA ES QUE NO HE LLEGADO A LA ÉPOCA DEL SIGLO 20. AÚN ASÍ, SABES, ANA, UNO BIEN SE PUEDE IMAGINAR MUCHAS COSAS. PUES HE LEÍDO AQUELLO DE QUE DE UNOS 17 MILLONES DE ESPAÑOLITOS, EL PESETERÍO, VAMOS, LA RIQUEZA LA TENÍAN A LO SUMO UNOS 800 MIL ESPAÑOLITOS, AQUELLOS QUE PODÍAN VOTAR..PUES PARA VOTAR EN EL PRINCIPIO DE LA RESTAUTACIÓN HABÍA QUE SER POSEEDOR DE CIERTA CANTIDAD DE MONEY...YA EN LA ÉPOCA DEL RAMÓN, SI MAL NO RECUERDO EL VOTO UNIVERSAL Y MASCULINO ESTABA VGENTE. ELLO SIGUIÓ SIN SIGNIFICAR NADA, PUES EL LATIFUNDIO SEGUÍA PRESENTE, MUY PRESENTE...EL CACIQUISMO OTRO TANTO...ES DECIR, EL HECHO DE HACER LAS AMÉRICAS DEBIÓ DE SER DE LO MÁS NORMAL, COMO DE HECHO FUE...
POR CIERTO, EL BIGOTAZO DEL RAMÓN NO LE CONFIERE MÁS MACHISMO...JAJAJAJJA
BESOS.

Winnie0 dijo...

Bellísimo y emotivo relato Any....me ha emocionado pensar en todos aquellos que dejan su país, sus raíces.....Besos

Natàlia Tàrraco dijo...

A tus manos y a tu cariño llegó Ramón el guapo bigotudo, color ráncio, pose tiesa, pero en la mirada, no sé, se le nota una morriña, se le nota un destello de mar galega, una seriosidad melancólica asumida.
Como la de tantos y tantas idos a través del océano a por trabajo, marchados de la brutal injustícia, de la miseria total, moral y del estómago.
Merece tu homenaje Ramón, también la celosa María, los hijos, los biznietos, que allá se fueron o nacieron y se quedaron arropados en las Americas, pero nunca olvidadizos de la España galega, astur, vasca, cántabra, de tierra adentro de...las raíces que tiran del alma.
Una relación en fotos, pasaportes, en rostros que nos entregas como un tesoro vivo.
Sin ir más lejos, mis abuelos a Argentina, tengo fotos...ayyy las perdí, pero las vi de pequeña y es como si se me representasen, la abuela era muy guapa con su pañoleta, y catalana, que las hambrunas eran generales.
Maravillas obras Any mía, besitos con yodo galego.

censurasigloXXI dijo...

Ah, pues muy chulo te ha quedado el apaño de las fotos. Mucha información de aquellos tiempos tengo en un saquito de tela de color blanco deslucido y me enorgullezco de saber, o mejor, de poder tocar esos documentos de hace casi 100 años. Las miradas de seriedad, de tener las cosas claras, las ideas nítidas (les saliera bien o no) siempre me han llamado la atención. En la mirada de Ramón está esa seriedad, ese pensar en un "podré".

Gracias por compartir, Any.

Un beso.

mariajesusparadela dijo...

Si pusieran en una "relación" los kilómetros recorridos por los gallegos, ¿cuántas vueltas al mundo habríamos dado?

ana dijo...

Ahora su memoria vive en ti, y encima nos los cuentas magnificamente bien.
Buena gente los gallegos, menos alguno...pero pocos.

BESOS.

Ana O dijo...

Me encantan esas historias de inmigrantes, me parecen fascinantes. Me da la sensacion de que un chico de 15 en esa epoca era mas maduro que yo a los (casi) 40!

Que emocionante es ver esos documentos antiguos, ya que son parte de la historia de la familia y de uno mismo.

En lo de mi abuelo hay fotos de su hermano y familia cuando llegaron a Bs As al terminar la Guerra Civil y tambien de su madre en el barco que la trajo de Catalunya a Argentina. Te da lastima verles la cara de hambre y sufrimiento y a la vez de esperanza.

ojo dijo...

Es interesante saber como se puede dejar una huella, que se relaciona con alguien cuya existencia que no coexitió siquiera, y que ni pudimos preveer.

Tengo al idea de que el feedback continúa (se desarrolla) de alguna forma.

Bien por compartir el posteo.

Un abrazo.


PD: que buena caligrafía tenían antes. Pensar que alguna vez supe garabatear signos bastante legibles.

El Gaucho Santillán dijo...

Emotivo.

Me recordó a mi familia.

Me encantó.

Un abrazo.

El Gaucho Santillán dijo...

14!!

José Vte. dijo...

Any, un pequeño relato que emociona. Esta es una de las vidas que marcharon a hacer fortuna a otras tierras. Según cuentas nunca pudo regresar porque cuando pudo ahorrar suficiente se murió. Entrañable.
Guarda bien las fotos y la historia. Es la historia de muchas vidas de continua lucha de gente noble y heróica y que sobre todo nunca olvidó sus raices.

Un abrazo

Dany dijo...

Somos muchos los que tenemos a mano historias de ese tipo...pero pocos las contamos. Bien por vos!

casss dijo...

Un emotivo homenaje a nuestros antepasados, que la pelearon con bravura aventurandose en un mundo tan lejano como desconocido. Apuesto don Ramón... creo que María deberá verse con más de una.

Me gustó! mucho!

besos

Luis Rodriguez dijo...

Any muy interesante aporte. Rescataste del olvido a un hombre que hizo mucho por la tierra donde se arraigó. Me imagino que ese paraíso donde se conocerán todos, tendrá un paisaje al de La Coruña entrelazado con Rosario. Saludos un abrazo grande.
PD: Tus comentarios a María, parecen una intimidación, pobre. Ojo, que me imagino que ella sabrá defender lo suyo

maria jose Moreno dijo...

Historias anónimas sacadas a la luz mediante esas fotos de gran belleza. De unas vidas que fueron vida. Fon Ramón era muy buen mozo y con bigote de la época.
Un beso any

Carmen Andújar dijo...

Una pena que las circunstancias de la vida sean un inconveniente para que se puedan encontrar dos almas gemelas, por tiempo y sobre todo por dinero.
Un abrazo

Matices dijo...

Una relación colgada del tiempo, de esas que se agarran en los recuerdos ajenos, sin ningún ánimo... tan solo disfrutar de lo vivido por muchos que partieron a conocer otros mundos.
¡qué foto! ahh, no ¡qué bigote! esos ya no se ven... es cierto tiene una mirada melancólica.

Besos

Cecy dijo...

Linda historia has narrado, con ternura y hasta gracias. Si, es emotiva, sobre todo me parece un lindo homenaje a tantos inmigrantes.
Hablas de Rosario, y mi abuelo murió allí, también vino en barco y amo esta tierra y añoro la suya.

Un abrazo.

Pepe dijo...

La necesidad forja el carácter, al menos eso pienso cuando me imagino a un crio de 15 años lanzándose a una aventura semejante. Hermoso homenaje el que tributas por medio de estas añejas fotografías, por medio de ese imposible retorno a tantos y tantos españoles que tuvieron necesidad de emigrar al continente americano en busca de la oportunidad que aquí se les negaba.
Un fuerte abrazo.

Esilleviana dijo...

Estas fotografías y cartas deben tener contigo una relación muy estrecha. De no ser así, tú -tal vez- no estarías ahí, no serías tal como eres y María sería otra persona, con otro destino...

Un precioso recuerdo.

Un abrazo

Teresa Oteo dijo...

Que emotivo recuerdo y homenaje a esos hombres que dejaron su tierra y rehicieron su vida tan lejos de casa! se ve que Ramón a ti te ha gustado de siempre jajaja
Un beso.

San dijo...

Me parece bien guapo Ramón con ese bigotazo, el punto de la flor en el ojal suaviza la imagen. Cuantos corazones rotos por esos kilometros hechos. Entrañable Any.
Un abrazo.

G a b y* dijo...

Un bello relacionamiento, a través de fotografías y seguramente, historias venidas de voces que gustaron compartirla. Cuántos como Ramón vinieron a "hacer la América" como se suele decir, formando parte de la historia de los tantísimos hijos-nietos-bisnietos de inmigrantes. Ha sido bello, remontarnos en el tiempo de tu mano-
Un beso!
Gaby*

Sindel dijo...

Me encantan esas historias de inmigrantes, sus luchas, sus sueños cumplidos y los que se quedaron en el aire. Los admiro, debe ser difícil dejar todo para irse lejos y tener que recomenzar.
Emotivo y tierno tu relato Any.
Las fotos una maravilla.
Besotes :)

Rossina dijo...

Any, un poco tus aclaraciones a Neo, me hicieron pensar en que no se trataba de un pariente. Porque no creo que María fuese tu nona. Quién será para que haya venido a quedar tanta historia entre tus manos...

Marcos, de los Apeninos a los Andes, también llegó a Rosario.

Encarni dijo...

Ha quedado muy bien retratada tu relación con los recuerdos, porque va más allá que unas simples imagenes, hay una verdadera historia.

Un abrazo.

Susana Peiró dijo...

¡Precioso trabajo, Any! Las viejas fotografías pueden ser mágicas…en las manos adecuadas. Allì està Ramòn, pero también están nuestros abuelos, y su trabajo, y su esfuerzo y sus sueños y nostalgias.
Se me hace que cada vez que alguien se detiene en los viejos rostros, el protagonista sonríe, allì donde estè.
Besitos Querida Amiga!

balamgo dijo...

La historia de la emigración siempre es conmovedora. Más cuando personalizamos algún caso que conocemos.
Un abrazo.

Ceci dijo...

Emotivo recuerdo Any, me gustó ese raporto en 2ª persona, intimo y adorable.
Besito muchacha!