miércoles, 11 de febrero de 2009

Mentime que me gusta ...


El año pasado una de mis compañeras deja el laburo para casarse.

Su versión fué esta: En las vacaciones de julio de 2008 conoce un chico, soltero, a punto de recibirse de ingeniero, oriundo de Santa Cruz con toda la familia alla en muy buena posición económica; amor fulminante, deciden casarse en diciembre (después de que el pibe rindiera la última materia) e irse a instalar en el sur.

Deja de trabajar en noviembre, nos cuenta los planes del casamiento, ceremonia, vestido, fiesta importante (todo tendría lugar en el sur), luna de miel en México, casa propia y nueva con todo el comfort, etc, etc.

Nos alegramos por ella porque la queremos, estamos invitadas al casamiento, pero dada la distancia ninguna puede ir; lo lamentamos, ella también lo lamenta.

Hace unos días, por una de esas casualidades raras, hablo con alguien que es amigo del novio de mi ex compañera. Su versión de la historia fué un poco diferente: "Ah lo conocés a Fulano? No, pero no es ingeniero, laburaba en un taller mecánico a dos cuadras de casa; si, se fué a vivir al sur con la novia; no, casarse no, salvo que haya hecho el divorcio, pero no creo pobre flaco, si no tenía una moneda y la mitad de lo que ganaba se lo pasaba a los 2 chicos que tiene; no, la madre vive aca, en el sur tiene un hermano que está laburando bastante bien y le ofreció probar suerte, se iban a acomodar en la casa de el para empezar ... "


Me pregunto, por que mentimos, con que finalidad? Cuantas de las historias que escuchamos a diario son reales? Cuanto de lo que vemos en televisión, leemos en diarios y revistas, escuchamos por radio es verdad? Que porcentaje de lo que nos aseguran, nos cuentan, nos informan o nos prometen es real? Cuanto de todo eso podemos creer?

Cuanto mentimos todos y cada uno de nosotros? No importa el porque, por conveniencia, por necesidad, por diversión, por vanidad, por costumbre, por miedo, por agradar, por competir, por no herir ... cuantas mentiras decimos al día? Que pasaría si por un día, como en la película de Jim Carrey, estuviéramos obligados a decir y actuar solo con la verdad, pero en todo, hasta en los mínimos detalles? Que pasaría en nuestra casa, en nuestro trabajo, en nuestra sociedad, en nuestro gobierno? Que pasaría a nivel mundial si por un día, uno solo, no se pudiera mentir?

Cuanto sirve la mentira? Cuanto tapa? Cuanto paga? Cuanto mantiene en pie? Cuanto sufrimiento genera o cuanto ahorra?

Epa! Parece que no hay orden social que se sostenga sin mentir, la mentira alimenta y mantiene en funcionamiento ciertos engranajes. Todos mentimos, en todos los órdenes sociales, desde el punto de vista genérico y también del concreto.

No terminan superponiéndose ambas, mentira y verdad, no se entremezclan y se ayudan?
Se puede vivir sin mentir? No, nada, nada, ni una mentirita chiquita, se puede?

Es un tema muy complejo; alguien dijo que sin mentiras el mundo moriría de desesperación o de aburrimiento, y me gustaría decir que es mío este pensamiento. Pero no, no voy a mentir ... por lo menos hasta terminar de escribir estas líneas.

8 comentarios:

Directora de Orquesta dijo...

tremenda historia, Any.
Yo no miento, pero exagero. Y muchísimo!!!

Classina P. dijo...

me gustó mucho el post, es cierto todos mentimos en algún momento pero algunos realmente se van al carajo!!! su vida entera es una mentira!!! yo creo que todos mentimos al igual que todos en algun momento somos racistas (es lo que pienso), ahora me quedé intrigada, a tu amiga la volviste a ver? (contá algo más!!! todos también somos chusmas!!!)

Any dijo...

Dire, y si uno siempre agrega, adorna, exagera, y eso también es mentir, por eso me preguntaba si existe la verdad absoluta.

Classina, claro no hablaba de mentir burdamente, sino de esas mentiritas que decimos todos a diario. No supe mas nada de ella, dió de baja el celular, le mandé un par de mails y no me contestó. Me extrañó la actitud porque es realmente una buena mina, no somos íntimas pero como compañera fué 10 puntos durante 5 años, piola, solidaria, responsable, divertida. Nunca la escuché contar grandezas ni me pareció que mintiera sobre su vida, hasta este episodio. Realmente no entendí que pasó. Espero que esté bien y se comunique en algun momento.
besos Classi

Blonda dijo...

Qué lindo post te salió amiga!
Creo que hay muchas clases de mentiras, la inofensiva, la imperceptible, la que evita sufrimientos innecesarios y la que es al reverendo "cuete".Tu compañera debe haberse sentido un poquito inferior,como para necesitar inventarse semejante historia.Si lo que importaba era el amor, qué más daba si él era gerente de Coca o zapatero? si era en el sur de la Argentina o en el sur de Berazategui?Si era una casa con pileta o un monoambiente sin ventanas?

Perdón por mi ausencia pero sigo medio de vacaciones y se me hace dificil que los hijos de mi amiga suelten la compu!

besos!=)

Any dijo...

Blondie, gracias por los elogios! Yo también pensé en un rollo de sentimiento de inferioridad, pero no me cierra, parecía una persona segura de si misma. Y ademas motivo de sentirse inferior no había, alli estamos todas mas o menos en la misma. En fin, no sé, un misterio.
Aprovechá las vacaciones todo lo que puedas!
besos

Juan Bodie dijo...

1)Muy bueno el post
2)Excelente el post
3)Lo más brillante que leí en mi vida
4) Dos de los tres puntos anteriores son mentira

Any dijo...

JB,
1)gracias
2)muchas gracias!
3)esteeem, no será mucho?
4)ah claro, ya me parecía

:) saludos

Capitana del Espacio dijo...

Muy buen post y me dan ganas de llamar a tu ex compañera y decirle que es una tarada, con qué necesidad mienten asi las personas?