martes, 3 de marzo de 2009

La bandera de los loosers


En mi colegio el turno mañana izaba la bandera, el turno tarde la arriaba. En cada turno le tocaba una semana a cada curso, a la mañana se cantaba “Aurora”, a la tarde el “Saludo a la Bandera”.
Esta era una tarea reservada para los mejores promedios, los alumnos top, los demás ni nos acercábamos al mástil, solo formábamos en el patio y cantábamos sin demasiado entusiasmo ...... nuestro patriotismo era directamente proporcional a nuestras calificaciones. El honor de manipular la bandera no alcanzaba a los “loosers” .
Esa tarde el tema de la bandera le tocaba a nuestro curso; a eso de las 15 hs el cielo se puso negro y se escucharon los primeros truenos. “Ya esta lloviendo! Hay que cerrar las ventanas y bajar la bandera” – chilló la maestra – “a ver, Juan y Ana, vayan a buscarla , rápido antes de que llueva mas fuerte!”.
Salimos disparados con Juan hacia el patio, “dale apurate , vos anda bajándola que yo busco la caja” - le dije. La bandera se guardaba dentro de una caja de madera debajo del mástil, donde también estaba la ruedita que manejaba el mecanismo de izado o arriado.

Alli estamos entonces los dos solos. Cada vez llueve mas fuerte, saco la caja y la abro, dispuesta a que Juan me pase la bandera para guardarla , pero cuando levanto la vista la veo flameando alto todavía, está bajando si, pero muy despacio, no llega ni a la mitad del mástil: -“Dale que pasa? Esta trabada? Dale Juan que nos vamos a empapar!”-. Juancito no me escucha, está como hipnotizado, gira la ruedita despacio mirando la bandera y lo escucho cantar bajito. “- Juaaaaannnn! Movete, que hacés?". - “Salve argentina, bandera azul y blanca ...pará ….nunca bajé la bandera … cantá conmigo, cantá dale”- me dice. Está emocionado! Yo nunca había sentido ese tipo de emoción “patriótica” (y tampoco me ha vuelto a pasar muchas veces) sin embargo le obedezco sin entender mucho porqué, canto junto con el en voz baja mientras miro como va bajando la bandera.
Ahora llueve fuerte, nos estamos haciendo sopa mientras la maestra nos hace señas frenéticas desde la ventana para que entremos; de reojo la vemos, pero hacemos como que no.
Juan y Ana por única y última vez en toda su carrera escolar, son los elegidos para arriar la bandera, y no van a desaprovechar la oportunidad. Ni a Juan ni a Ana les alcanza el promedio para repetir la hazaña, así que es ahora o nunca, sin fotos, sin testigos, sin poder avisarle a nadie! A dúo cantan el “Saludo a la bandera” entero, guardan todo, se sonríen uno al otro y vuelven al salón chorreando agua pero contentos, a pesar de la cara de ogro de la maestra.

Teníamos 9 años, estábamos en 4to grado y nunca habíamos cruzado mas de dos palabras con Juan hasta ese día; a partir de alli se creó una conexión entre los dos que sigue hasta hoy.
No muchos conocen la historia. Lo que compartimos con Juancito ese dia, “la bandera de los loosers”, quedó como uno de los mejores recuerdos del cole, un guiño entre los dos, un pequeño acto de justicia finalmente, porque los loosers también tenemos bandera … .

17 comentarios:

Urugaucho dijo...

Uh! que historia ché... que lindo!, yo tampoco pude tocar a mi bandera en el cole, pero no me importó, tengo una colgada en la pared trasera que da a mi cama y para mi es un orgullo tenerla allí, mirarla todos los días... siempre al lado de la de Nacional, mi cuadro de futbol, por el cual también estoy super orgulloso claro... (soy de Uruguay) aviso por las dudas... mi ex es argentina y por eso le tomé mucho cariño a los vecinos del otro lado del charco... saludos Celestes!!!

Mariela Torres dijo...

¡Qué emocionante historia! Yo sí estuve arriando, izando y en algún momento de escolta izquierda, después de todo, la vida escolar a veces hace justicia.

Besos.

ojo dijo...

Hay que aprovechar todas las oportunidades, por mas lusers que nos quieran hacer sentir...

Directora de Orquesta dijo...

Me morí de ternura!
Yo solo fui abanderada suplente, una vez que la abanderada "oficial" faltó porque tenía varicela. Me saqué una foto y todo, porque sabía que no se iba a volver a repetir.

Te felicito Any, muy linda historia y muy bien escrita

Any dijo...

Urugaucho, bueno vecino charrua, compartimos un montón de cosas con uds, hasta los mismos colores de la bandera. Tengo pendiente conocer un poco por alli, mi abuelo paterno era uruguayo, de Pocitos. Un abrazo

Mariela, escolta de bandera? guau! estabas entre los alumnos top! jajaj, un besote.

Ojo, es cierto, hay que estar siempre alerta y no dejar pasar las oportunidades, besos.

Dire, Hey otra alumna top! jajaj, bueno yo no llegué nunca ni a suplente ..., sniff, besos.

Classina P. dijo...

qué tierno, me gustan demasiado las historias simples, esas con olor a nostalgia, qué pasó con ese juan, siguen siendo amigos? soy muy curiosa!!!!. besos

Clau dijo...

Hay gente muy pelotuda, en serio. Y nadie más pelotudo que los que hacen ese tipo de distinciones entre "alumnos que merecen" y "alumnos que no merecen" izar la bandera. Cuando yo era chica, no me acuerdo si en 4to. o 5to. grado, tuvimos una maestra justiciera que nos hacía pasar un día a cada uno a izar la bandera, aunque la directora se cansara de decirle que tenían que ir "los mejores". A esa maestra, hasta que vivió, yo le llevé flores a su casa para el día del maestro.
El izar la bandera es un derecho, no un honor, y eso tenemos que enseñarles a los pibes. Que loosers, en el país, somos muchos más que todas las banderas existentes.
Me encanta cómo escribís, Any.

Any dijo...

Classi, si seguimos siendo amigos, Juani ahora vive en Baires, pero un par de veces por año nos vemos, es uno de los "amigos históricos"
besos

Clau, bueno! esa es justamente mi opinión! la bandera es un símbolo de todos; porque solo tienen derecho a ser abanderados los mejores alumnos? nunca lo entendí.
Bien por tu maestra que la tenía clara.
un beso

Mariela Torres dijo...

Any: No, no te ilusiones, fui escolta de bandera en primer grado. Sólo ese año, y nunca más.

Abrujandra dijo...

Hay un regalo para vos en mi blog.
Besos.

Luis dijo...

Increible

Es un corto genial.

es una publicidad para el dia de la bandera genial.

de verdad

hasta llegué a emocionarme. Me encantó. eso es patriotismo. Y tantafalta nos hace...no tener eso, es lo que mata a nuestro pais.


es un guion genial para filmarlo. De verdad te lo digo.

exceleemente escrito además.

besos y admiración para usted

Navegante Del Alma dijo...

Maravillos.
Agregar cualquier otro comentario es ensuciar esto que nos diste.
Un gusto pasar por aquí, me hice tu seguidor.
Besos.

Any dijo...

Louis, gracias por tus palabras! un abrazo

Navegante, bienvenido y gracias, me alegro de que te haya gustado
un beso

Charlie dijo...

Esta buena la historia, muy bueno el patriotismo que sienten los argentinos, es para imitar. Saludos

Navegante Del Alma dijo...

Hola, En mi blog hay historia nueva y algo para todas las mujeres que lo visiten en los próximos dias.
Besos.

Blonda dijo...

Sabés qué? Te aplaudo! Me encantó, lo contaste tan lindo y me dio tanta emoción ajena...sobre todo, porque ese gesto hasta los uniço a ustedes.Es divino, como un cuentito.


Besotes enormes y feliz dia de la mujer!

Paco dijo...

Los hechos así son los que crean lazos de amistad inperecederos, ¿verdad?.

Muy bueno por cierto lo de "Loosers". Al menos cuando llovía no lo erais tanto...

Un beso de bandera ganadora