domingo, 25 de octubre de 2009

Nostalgia Culinaria


Javi: … pero no te acordás de la receta? Como no te acordás? Si la abuela cada vez que hacía el flan la repetía … cuando la vieja nos fulminaba con la mirada para que paráramos de comer ella le decía “dejalos, no les va a hacer nada, lleva nada mas que una docena de huevos y bla, bla, bla … “
Any: una docena de huevos? como no reventamos comiendo eso? tenía razón la vieja … y no che, no me acuerdo. Nunca me interesaron las recetas y calculo que en esa época pensaba que la abuela iba a estar toda la vida alli para hacernos el flan y los polvorones.
Buscá una receta de flan en Internet y listo.
Javi: ya lo hice pero no, ni ahí, ni parecido salió. El flan de la abuela tenía otro gusto, era mucho mas rico, quería que los chicos lo probaran.
Any: bueno nene, que se yo … se van a tener que conformar con el cuento del padre.

Esto charlaba con mi hermano hace un par de días (ahora se le dio por cocinar si).
Y es que hay cosas que no vuelven.
Mi abuela materna era una maestra para todo el tema postres. En su casa había higuera y parra (de uva chinche); hacía un dulce de higos espectacular en una vieja cocina a leña que llevaba casi un día de cocción a fuego ultra lento. Por mas que quisiera imitarlo no podría ni en 100 años. Hacía una torta de chocolate (Torta del Diablo la llamaba) que hoy sería la envidia de cualquier chef de hotel 5 estrellas. Con esa torta nos íbamos al cine San José y nos veíamos 3 películas comiendo a cuatro manos y agarrándonos a puñetes en medio de la función por el último pedazo; (menos mal que toda la concurrencia era igual de troglodita y mugrienta que nosotros, todos comían, era como un gran picnic a oscuras, una bacanal cinematográfica).
Será que todo lo que ella cocinaba era tan rico o será nostalgia simplemente. Tiene sabor la nostalgia? Tiene olor? Yo creo que si.

Que recuerdan de cuando eran chicos en cuestión de olores y sabores?
Buena semana para todos.

40 comentarios:

Lady dijo...

De mi niñez recuerdo:

- el perfume del jazmín del país de la casa de mi bisabuela

- el aroma de la levadura cuando mi madre hacía pan casero alguna tarde de verano

- el sabor del flan de mi abuela (en eso coincidimos)

Gracias por traerme de vuelta estos recuerdos! :)

Besos

norma dijo...

jajajaj lo del cine me hiciste acordar que mi vieja nos llevaba al cine a mi hermano y a mí y haciamos lo mismo meta comer y mirar peliculas, mi vieja un fenómeno.ahora les compras una peli y la miran en DVD y listo.
Mi abuela cocinaba como los dioses, el arroz con azafrán, el pollo a la reina, los ravioles amasados eh!!
En cuestion de olores el de el azucar quemado cuando nos hacíamos manzana como las de la kermese, esas que tenían pochoclo pegado ¿te acordas?. el olor a pochoclo tambien,el olor a puchero hecho en casa.el de la pizza con levadura que se esparcia por toda la casa.En fin un millon de sabores, la frutilla de la torta es el olor a sábanas limpias, me encanta.
Un beso perfumado de azahares, mis pomelos y el limon estan llenos de ellos.besitos.

Mundo Animal. dijo...

(\ (\
(=':')
((")(")

Holaaaaaa como siempre esta genial tu entrada que tengas una genial semanaaa
♣ Christiannnnnnnn♣

Vir dijo...

que lindo recuerdo compartiste any...

que recuerdo:
-los ravioles amasados por mi abuela los domingos
-el olor del anís que mi abuela me hacía probar para las fiestas
-la masa de torta que mi tía me hacía y me la comía sin cocción ( siempre fui caprichosa)
-el aroma a jazmín del país de la casa de mis abuelos

cuanta nostalgia...se me cae una lágrima any!!!
gracias por hacerme acordar de cosas de mi infancia que estaban enterradas en mi memoria

beso

Directora de Orquesta dijo...

Esa foto, dios!
A mi jamás me salió el flan con agujeritos como lo hace mi abuela

Any dijo...

Lady, yo también recuerdo el olor levadura! esa que venía en un pancito blanco, hace mucho que no la veo.
=P

Norma, no es lo mismo mirar películas en dvd, no saben lo que se pierden jajaja!
Si claro que me acuerdo de las manzanas con caramelo y pochoclo, las sigo comiendo en los carritos de la costa en verano con mis sobrinos.
Que olor el de los azahares! y el de las glicinas, que ya no se huele tanto
besos

Christian, gracias! besos

Vir, en mi casa también compraban anís, licor de oro y licor de huevo! ahora ya no se usa. Alguien sigue amasando ravioles todavía? No creo, es una de las cosas que ya no vuelve.
un beso

Any dijo...

Dire, bueno ahora lo vas a tener que aprender a hacer jajjaa.
Y nada de música de CC al pobre nene! que crueldad XD!
=p

Neogeminis dijo...

Ayyyyyyy Anny!, qué manera de meternos en la nostalgia!!!...sí es así, el recuerdo de lo que fue es mejor aún de lo que en realidad pasó...eso es parte del encanto, eso es lo que lo hace irrepetible.
Mi abuela materna también cocinaba. Los domingos nos reuníamos todos (sus tres hijas casadas y sus cinco nietos entre los que nos contábamos mi hermano y yo)y nos mimaba como miman las abuelas y nos hacía muñequitos de pasta cuando amasaba,y un postre que eran como unas bolitas dulces de masa frita y miel que formaban una torre (creo que se llamaba "piñolata" o algo así...y me acuerdo mucho del aroma del cajón de la alacena donde guardaba las especies (laurel, canela, tomillo, orégano, ají molido...)
Mujer, pusiste el dedo en la llaga...y ahora me voy a dormir recordando esos años!!! ayyyyyyyyy qué tiempos!!! snifffffffff


besitos melancólicos!!!

Mariela Torres dijo...

Mi abuela y luego mi mamá hacían lo que ellas llamaban "torta rusa", porque somos descendientes de los alemanes del Volga (que queda en Rusia. Es decir, eran alemanes en Rusia, que después vivieron a la Argentina). Mis tatarabuelos llegaron de Rusia, mi bisabuela era la madre de mi abuela, ella la madre de mi mamá y mi mamá, mi mamá.

Bueno, esta torta pasó de generación en generación y era exquisita. Mis tíos paternos recuerdan esa torta y ne piden que la haga yo o les pase la receta, ¿y yo? Ni idea, y en internet ni aparece. Es así, creemos que nuestros padres y abuelos estarán siempre, y no es así.

Besos.

Kenza dijo...

Bonjour Any,
Ce matin, le traducteur ne veut pas s'installer, donc je n'ai aucune idée de ce que dit le texte, par contre ce gâteau m'a l'air bien appétissant!!!
Je repasserai plus tard en espérant que la traduction pourra fonctionner...
Bisous et très belle journée

Julia dijo...

Yo recuerdo:
el olor a cascarilla que anunciaba el recreo en la escuela de Rosario, el olor a nafta de la moto de mi papá, el olor de las tortas que cocinábamos los sábados mi mamá, mi hermana y yo e inundaba toda la casa, el olor a la tortilla de manzanas y los dulces de durazno de mi mamá y tantos otros...!!! (tengo un post sobre este tema en el otro blog, en algún momento lo publicaré por aquí).
Gracias, Any, por los recuerdos!. :)

Un beso.

Nancy dijo...

Any... yo recuerdo las cocinas (y sus respectivos aromas) de las casas de mis tías en Quetzaltenango. Allí hasta los frijoles sabían a gloria.
De mi mamá, no hay como el fiambre y los tamales.
Y los pasteles, como no, recuerdo que después de un pastel, mis hermanas y yo peleábamos por "lamer" la paleta del turrón...
Como siempre, muy lindo tu post Any

Fabiana dijo...

Uyyyyyyyyyyyyy..
A verrrrrrrrrrrr..

♦El olorcito a las galletitas de azúcar negra de mi vieja que se sentía(en verano), a una cuadra de casa cuando volvía del colegio..
♦Las tortas de cumpleaños CA-SE-RASSSSS..
♦El perfume natural de la piel de mi mamá..

Gracias Any por tan lindos recuerdosssss!!!!

Te quiero un montón!!!!!!♥♥♥

Yoni Bigud dijo...

Me quedó grabado el olor del asado a leña que hacíamos en el jardín, y el de las tostadas con manteca derretida.

La nostalgia tiene olor, definitivamente. Yo diría más bien que es olor. Es gusto y es sonido.

Un saludo.

Rochitas dijo...

Tantos sabores y olores relacionados con mi nona, uno de ellos el flan.
Pero no quiero ponerme más nostálgica Any. La foto de la torta "aromatiza" la blogoesfera ;)

Balamgo dijo...

Hermosos tiempos, qué ya no volverán¡
Sin duda ninguna, yo soy de los que pienso que la nostalgia tiene olor y sabor.
Infinidad de veces, también me ha pasado lo mismo, pero la evidencia es así de clara.
Un abrazo.

LUNA dijo...

Pues yo recuerdo el olor a arroz y feijäo, feijoada, de Brasil, paella de arroz con col y bacalao que hacía mi iaia de Albacete,y el olOr a puMcking pie o tarTA de de calabaZA QUE HACE MI NUERA eSTER,
Solo de pensar....engordo!!!!!!

Any dijo...

Neo, mi abuela hacia algo parecido! en casa le decían "chichiquilata" o algo asi, era una torre con bolitas que después se bañaba con miel mmmmm! me había olvidado.
=)

Mariela, ahhh tiene que ser muy rica, la pastelería de los sajones es buenísima. Yo me como siempre algo en Polonia o en Rusia cuando voy a la feria!
besos

Kenza, ben je parlais des ces vieilles recettes que faisait ma grand mère et que je voudrais repeter aujourd'hui, mais c'est impossible :(
bisous

Julia, si, viste que uno recuerda los sabores y los olores con nitidez y a veces un olor parecido te desata una catarata de recuerdos ...
un beso

Nancy, tamales! que rico, aca en Rosario no se ven mucho, pero en el norte del país son comunes y son buenísimos! Los frijoles también me gustan pero hace mil años que no los como.
apapachos de lunes

Fabi, galletitas de azúcar negra? o tortitas negras? Si viste que hay olores que inundan el ambiente.
El olor particular de cada persona también es inolvidable, yo recuerdo el olor a la colonia que usaba mi abuela, era "su" olor y me ha quedado grabado en la memoria.
un beso

Yoni, si, los sonidos también se graban en la memoria. Yo recuerdo el ruido del viejo lavarropas de mi casa (que estaba vivo, caminaba y todo ja)
El olor del asado es altamente evocable jajjaja, cuando uno tiene hambre y piensa en el olor de un asadito ... ahhhhhhhhh!
saludos!

Rochitas, veo que el flan es un elemento que varios llevamos en la memoria jajajaja! A veces te pone un poco triste recordar eh?
abrazo

Amigo Balamgo, asi es, es el olor y el sabor de los recuerdos. Inevitable que recordemos de golpe otros tiempos cuando pasa por nuestra nariz una ráfaga de eso que tan feliz nos hizo alguna vez
un abrazo

Luna, pumpkin pie! cuanto hace que no lo como! aqui no lo hacen, yo recuerdo el que hacía la mujer de mi padre, que le salía bárbaro, ese gustito a especias y nuez es inolvidable
un beso

Clau dijo...

El olor de mi infancia son las glicinas del patio de mi abuela.
Y de la comida, por suerte heredé la mano de ella, el matambre arrollado me sale IGUAL, y el arroz blanco, la lasagna... era una maestra!!
Besos Any

Navegante Del Alma dijo...

Lo que más recuerdo de mi infancia desde la memoria olfativa es sin dudarlo el olor a pasto y tierra mojada luego de las lluvias. Viví en un barrio de calles de tierra y el reflejo del sol sobre el agua luego de las tormentas es lo que complementa ese recuerdo olfativo.
Gracias por el lindo momento.
Besos.

Quien Sabe... dijo...

Any!
Yo tengo la receta del flan de mi madre, no es con tantos huevos pero queda delicioso y sin huecos, es firme 100%, aunque los 12 huevos de tu abuela pueden ser replazados por 1 lata grande de leche condensada y mucho caramelo y si mal no recuerdo media docena de postura de gallina :). Si la quieres avisame que se la pido a mi madre.
Y el sabor, pues ya te lo contaré... Es un poco guarrete :p
Besotes

Any dijo...

Clau, que lindas las glicinas! se ven tan poco por aca!
Matambre arrollado que cosa tan rica! que hambre me agarró tanto hablar de comida XD!
un beso

Amigo Navegante, que bueno verlo por aqui nuevamente. Volviendo?
un abrazo

Esme, sisisisisi!!! mandame la receta a mi correo! se la paso a mi hermano a ver que tal sale. Y en una de esas hasta yo la hago!
=D

La candorosa dijo...

La nostalgia, irremediablemente se dispara siempre con alguna fragancia, con algún sabor... pues la memoria "sensorial" es poderosa, y siempre nos traerá toda velocidad el recuerdo que guardan las fragancias y los sabores!!

Tengo miles de recuerdos en ese sentido, son bellos!!

Besotes!!

La candorosa dijo...

La fragancia del perfume de mi madre es inolvidable!!
Lo mismo que sus deliciosos manjares!!

Más besotes!!

PD: volví para dar más detalles!!!

Fabiana dijo...

Galletitas de azúcar negra, eran como polvorones pero en lugar de azúcar blanca le ponía la otra..

Y bueh, ya que hablamos de tortitas negras..
Seeeeeeeee..
Mi vieja era una capa en todo lo referente a la repostería..
Biscochitos, galletitas, polvorones, tortitas negras, bombitas de dulce de leche, medialunas, pan casero..

MEEERDEEEEEEEEEE!!!!!!!

me dió haaaaambreeeee.. :P

Besitos miles!!!♥♥♥

Any dijo...

Cando, los olores relacionados con las personas que ya no están quedan grabados en la memoria. Y nos asaltan de vez en cuando trayéndonos recuerdos.
un beso

Fabi, ahhhh que bueno! me encantan las cosas con azúcar negra! Tengo una receta de torta negra (que se hace entera) que sale buenísima hasta para una burra como yo. Cuando quieras te la paso asi se la hacés al Tincho.
=D

LadyMarian dijo...

Yo me acuerdo del olor de las cosas que preparaba mi abuela materna para Navidad. Su especialidad era arrollado frío. Me acuerdo que batía a mano cuando ya existían batidores eléctricos o esos con la manijita para girar.
Además los jazmines! Siempre me encantaron los jazmines.
Y lo que me acuerdo perfecto fue cuando fui con el colegio a la fábrica de La Serenísima. El olor a dulce de leche!! Espectacular! Dicen que te empalaga pero la verdad es que el olor me enloqueció. jaja!
Besos

Tamara dijo...

Mi abuela hacía naranjas rellenas con una especie de mousse de naranja con crema chantilly arriba, además los días de lluvia hacía unas torta fritas que eran de otro planeta, entre otras cosas...
Qué lindos recuerdos...
Lo del cine me lo perdí, yo llegué hasta el maní con chocolate o el tipo que pasaba vendiendo caramelos en la mitad de la función, mi vieja fue siempre de la onda lo compramos hecho, pero qué lindo era ir al cine en esa época!!!
Gracias por los recuerdos...
Besos!!

SILVIA dijo...

LEERTE HOY ME TRAJO , RECUERDOS DE MI ABUELA MARIA, OTRA EXPERTA EN LA COCINA, LOS TUCOS JAMAS ME SALIERON COMO A ELLA, Y ESO QUE PROBE DE TODO¡¡¡¡¡¡¡¡¡ PERO SUS TORTAS ..........ERAN UNICAS ELLA ERA QUIEN HACIA LAS TORTAS PARA TODOS LSO NIETOS, PORQUE MI VIEJA CERO PARA LA COCINA¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡
LA VERDAD , CREO QUE MI AMOR POR LA COCINA, LA HEREDE DE ELLA ES GENETIO AUNQUE JAMAS ME SALGAN, LAS COMIDAS CON EL SABOR DE LAS DE ELLA, ¡¡¡¡¡¡¡ CUANTO LA EXTRAÑO
UN BESO ANYY

Any dijo...

Lady, quiero ir YA a la fábrica de La Serenisima!!! Una amiga trabajó un tiempo en la fábrica de Havanna, me decía que despues de un tiempo el olor al chocolate te revuelve el estómago ... como puede serrrrr!!! jajajja
besos

Tamara, tortas fritas que riquísisisimo!!! y lo de la mousse suena bien también ... cuantas cosas recuerda uno con nostalgia.
Nunca fuiste al San Jose? Al Heraldo?
besos

Silvia, bueno por lo menos tu abuela te heredó su habilidad para la cocina; la mía no, se llevó todos los conocimientos con ella
snifff!!!
un besote

CAS dijo...

Antes de leerte ya me vino a la memoria y al corazón la uva chinche que había en la cas de mi abuela aquí en Montevideo, donde venía a pasar vacaciones. Eso, la radio Montecarlo y un programa Aquí está su disco, donde nunca faltaba Palito Ortega y "decí por qué no querés". Una planta de cedrón, el heladero a la siesta y sus helados Polar, uy.... no sigo, no quiero ponerme a llorar de nostalgia, todavía falta medio día de trabajo!!!

Qué lindo post (me quedo con ganas de un poco de Torta del Diablo...)

Tomás Münzer dijo...

Es que no hay como la comida casera, yo creo que las pizzas y las pastas de mi vieja no las voy a comer nunca más cuando se vaya (igual falta), y ella dice lo mismo de su vieja, y mi viejo de la suya, y así sucesivamente...

Y algo que me dé nostalgia últimamente es mi infancia, a veces paso por el club donde jugaba al fútbol de chico y me da por recordar los partidos, los amigos, los goles, y toda mi habilidad desplegada por el campo :P:P:P

sara dijo...

Como la comida casera no hay otra!!

Besitos Any

Sara

Angeles dijo...

A mi me vas a hablar de nostalgia culinaria...???si acá me tiento porque las cosas parecen a la vista pero cuando las comés ascccc..!!!No te digo todo lo que extraño porque tendría que poner un blog, pero bueno es lo que hay...
Besos:)

ojo dijo...

Las milanesas! :P

Ahora como que no tienen el mismo sabor/olor...

Saludos!

Any dijo...

Cass, un día hago una torta del diablo y paso por su casa a tomar unos mates, ta?
Uva chinche! Todavía hay por alli? Por aca hace rato que no veo.
besos Amigueta!

Tomás, aproveche ahora a llenarse las narices y el paladar de aromas y sabores entonces!
Asi que habilidoso con la nº5? Modesto eh?
=D

Sarita, si!
besitos

Angeles, ese un típico comentario nostalgioso de los que viven afuera, mi viejo hacía lo mismo "que la fruta no tiene el mismo sabor, que la carne no es tan rica, etc, etc, etc ..." jajajaj
Y bueno, venite unos días!
besos

ojO, mmmm ... le parece? Será que ahora las come al horno? Yo hace mil que no como una mila frita, y no, no es lo mismo ...
abrazo

Abrujandra dijo...

Hola brujita lechuzera, acá viendo cómo te pegó mal el flan jajaja.
Me había olvidado que antes en el cine se comía COMIDA y no combos de boludeces que te dejan con más hambre.
Besotes.

Rochitas dijo...

Triste no, sólo que mi cerebrito recuerda al detalle TODO. No hay selección. a veces pienso que debería recurrir a un método estilo "El eterno resplandor de la mente sin recuerdos" o aprender a cerrar capítulos, dar vuelta la página, vaciar papelera. Ya que arremeten sin permiso, y suele ser un zapping algo molesto que impide estar en el presente.
También recuerdo el olor a pan casero que a mi me gustaba sin chicharrón ;) también hecho por mi nona.

Lujo dijo...

Holaaa Any,
Mi niña, creo que tu abuelita era una fantástica repostera.
Te confieso que he realizado clases de cocina con una chef de renombre en mi ciudad.
El tema de la repostería es complicado y hay que tener un "arte especial" para que salga sabroso.
Por muchos trucos que te expliquen hay algo que sólo uno puede darle para que sepa rico y distinto.
La tarta que has elegido como imagen es maravillosa y me están entrando ganas de llevarme un trocito.
Abrazotes enormes y cariñosos!!

Soledad dijo...

Guardo un viejo cuaderno, que escribió mi mamá antes de casarse, con recetas de su madre y su abuela. Allí, ocupando un lugar destacado... está la TORTA DEL DIABLO... que nunca probé... jajaja... el entusiasmo por la cocina le duró solo la etapa literaria.... una precursora mi vieja!