domingo, 22 de agosto de 2010

Ligero


Hasta luego. Nunca digo hasta luego. Puede ser chau, hasta mañana, hasta pronto, o incluso nos vemos o ya vengo (si es que pienso volver enseguida). Hasta luego no, costumbre supongo.

Recuerdo a alguien que pasó por mi vida hace mucho. En el inicio de la relación me previno que sería algo temporal, estaba esperando el permiso de residencia para trabajar en otro país. El no podía dejar de irse. Yo no podía dejar de quedarme. Asi quedó planteado entonces.
Pasamos varios meses juntos, no hubo lamentaciones ni arrepentimientos, fue un buen tiempo. Sabía que el partiría a principios de enero y nos quisimos como se quieren los que saben que el final está cerca, que no es una situación muy común, pero puede pasar.
Un día antes de Nochebuena nos juntamos, brindamos y me regaló un pequeño búho de cristal que todavía conservo. A la mañana siguiente partí a pasar la Navidad con mi familia. “Hasta luego” – me dijo. “Como hasta luego? Hasta el lunes no vuelvo ... el lunes nos vemos” – contesté. “Si claro” – dijo el.
Al volver encontré su departamento vacío. Ya se había ido. En una nota me decía que no le gustaban las despedidas, la verdad que a mi tampoco me gustan.
Esa mentira hizo que disfrutara nuestro pequeño festejo sin saber que era la última vez que lo veía, sin la angustia y la tristeza que acompañan los adioses.
El hizo que nuestro último momento juntos fuera suave y ligero como el primero.

Cuando me vaya algún día también haré lo mismo, solo diré hasta luego como si pensara regresar. Como si me quedaran muchas palabras por decir, muchos abrazos para dar, como si no pasara nada.
Solo para que los últimos instantes sean suaves, ligeros y tengan la misma alegría de los primeros.

30 comentarios:

Winnie0 dijo...

Precioso y triste Any...yo uso mucho el hasta luego...porque siempre quiero creer que habrá ese "luego". Me duele menos así....¿es un engaño? NO, es un sobrevivir en un mundo en el que dia a dia decimos hola y adios a personas que queremos. Un beso de domingo para ti

Mai dijo...

Any! Tus palabras de hoy son una sensaciòn conocida por mì!
Y soy de las que creen que es mejor disfrutar del hoy sin pensar en el luego... aunque a veces es inevitable.
Una anécdota graciosa es que mi nonna, tanisima ella, viviò 57 años en la Argentina... y cada vez que saludaba al almacenero del barrio, le decia "hasssstaluegosss" y aunque le dije mil veces que no iba la S, nunca lo corrigio!
Besos domingueros amiga y este post no quiere decir que nos abandonas verdattt?

Balamgo dijo...

Bonita y conmovedora historia.
Los acuerdos y pactos son sagrados entre las personas.
Abrazos.

Vir dijo...

tal vez ese suave y ligero lo aplicaría a mucho más que despedidas

precioso el escrito any

SUSANA dijo...

Hay una sabiduría necesaria y conmovedora en tu relato. Toda despedida, desde la trivial a la importante, puede ser definitiva. Nada sabemos de mañana.

Pero cuando se trata de afectos o importantes relaciones, tendemos a ordenar el inventario y convertir el último momento en una ceremonia. Y ésto es una carga demasiado pesada.

Aligerar, suavizar los últimos instantes, permite que tomen la palabra los recuerdos gratos, que ciertamente no necesitan ser enumerados.

Muy buen relato Any! Besos domingueros!

Neogeminis dijo...

Me quedé suspendida entre las palabras de tu historia...me imagino el momento en que descubriste que ya se había ido...me pasó alguna vez algo parecido, pero me dolió igual.

Estupendas reflexiones las que te ha dejado Susana (a quien no tengo el gusto de conocer). Si no molesta, las hago mías:


".. Toda despedida, desde la trivial a la importante, puede ser definitiva. Nada sabemos de mañana.

Pero cuando se trata de afectos o importantes relaciones, tendemos a ordenar el inventario y convertir el último momento en una ceremonia. Y ésto es una carga demasiado pesada...."


Besotes vecina...y me quedo suspirando...

dondelohabredejado dijo...

Dada la situación, me encanta cómo se ha dado la despedida. Y estoy de acuerdo en que dramatizar las cosas las llena de angustia y no permite el disfrute a pleno.
Como siempre, además, me gusta muchísimo el modo en que lo relataste.
Un abracito.

La candorosa dijo...

Las despedidas tienen un peso que va más allá de lo que podamos analizar y suponer, pues, lo tienen en si mismas.

Su forma de mostrárnoslo hoy, es sumamente sensible y particular: no hay dudas de que ciertas vivencias marcan para toda la vida.

Abrazosssssssssssss!!!!

Kenza dijo...

Bonjour Any
Un petit coucou de Touraine pour demander de tes nouvelles...
Je viens de rentrer de vacances, j'espères que les tiennes se sont bien passées!
Bisous et à très bientôt

Lujo dijo...

Holaaa Any,
Chiquita, he tenido un susto terrible al pensar que te ibas temporalmente del blog. O.O
¡Nooo, ni se te ocurra!!. ¡¡Te adorooo!

Por otro lado me ha dejado sin palabras tu relato. Más allá que sea real o no..., me has transmitido tanto que estoy a punto de soltar alguna lágrima.
Nunca he pensado en lo que explicas..., pero es un punto sobre el que tendré que reflexionar.
Me quedó un comentario raro, sorry.☺
Mil abrazotes de mi parte y los Kasukabe Boys!

Lola dijo...

Hace poco me puse a analizar estas frases y la que más me gusta es "hasta pronto". Es más bien una expresión de deseo y no compromete.
La historia parece eterea, igual que la despedida, no podía haber sido de otra manera.
Será que me estoy volviendo vieja pero muchas veces me encunetro pensando que no es lo mismo irse para siempre de una manera u otra. Antes me parecía todo lo mismo, si el final iba a ser el mismo, pero no, no debe ser para nada lo mismo.
Bueno, me puse medio melancolica, y no era la idea.

Besos!

El Mostro dijo...

A m í tampoco me gustan las despedidas. Creo que siempre estoy yéndome.

Besos.

Any dijo...

Winnie, tampoco yo diría que es un engaño, es mas bien un deseo

Mai, que linda la nona =D
No pensaba en el blog específicamente, no sé, algún día habrá que decir hasta luego aqui también. Se han ido muchos últimamente. Yo por ahora no lo pensé.
besos

Balamgo, si, un trato es un trato
abrazo

Vir, gracias. Si, no está mal, todo debería ser suave y ligero
=)

Su, bueno creo que esa fué la idea, hacer que el adiós fuera menos pesado y que quedaran solo los buenos recuerdos
besos

Neo, si, muy ciertas las reflexiones de Susana. Ahora yo de sabia nada, en el momento no entendí demasiado la actitud, me enojé, lloré, patée, y lo putée tambien. Recién con el tiempo entendí que fué mejor asi, hay cosas que solo se comprenden cuando uno las ve a la distancia.
Besos vecina, nos vemos pronto!

Marina, las despedidas son tristes, por mas onda que uno le ponga siempre queda un regusto amargo. Fue una buena historia, de esas que se recuerdan con nostalgia pero bien, sin pena.
besos, que bueno saber que andás cerca.

Cando, si vió? Uno todo lo quiere razonar y analizar, y no se puede.
Gracias por sus palabras che
besos

Kenza, ouh adieu les vacances! Il faut penser au prochaines vacances alors!
Je vais très bien merci.
bisous

Hola Lu! yo también te quiero, sos uno de los hallazgos de este pequeño mundo virtual.
No pienses en despedidas, pensá en lo contrario, quizás algún día vengas vos o vaya yo ... todo puede ser
Abrazos a los chicos y besos para vos ♥♥♥

Lolette, claro, es una expresión de deseo como le decía a Winnie.
No es lo mismo no, una despedida sin tristeza (sin demasiada tristeza) hace que seguir el camino sea mas fácil. Sino uno queda medio como "colgado" en ese último momento y deja de lado todos los buenos recuerdos.
Igual todo, todo, todo, es cuestión de tiempo, es lo único que ayuda en los adioses.
beso

Sr. Mostro, ah ud es de los míos. Las despedidas siempre son tristes, la sensación de estar yéndose también me es cercana. Por mi historia familiar supongo.
Abrazo mostro

Any dijo...

Y 14! Para el Sr. Yoni!

=D

Minombresabeahierba dijo...

Usted es una privilegiada.

A mi no me dijeron siquiera hasta luego.

Besotes

Lady dijo...

Triste, real, hermoso.

Ojalá todo pudiera ser ligero y sin cargas... el tema es cuando alguno se involucra demasiado y el otro, sigue pensando en ser pasajero.

En realidad, y aunque suene trillado, en el fondo todos somos aves de paso y deberíamos dejar de cuestionarnos tanto y disfrutar mucho más de los momentos en que otros eligen volar con nostoros.

Besos

LUNA dijo...

La verdad, es que cuando nos saludamos o nos despedimos, hay una serie de fórmulas establecidas, según el lugar, pero que no nos paramos a pensar.
Las decimos por inercia, por costumbre.

Pero tienes razón.
Ya no por la situación que viviste, por otro lado prevista, sino por muchas más, es preferible decir hasta luego, que adiós.

Es la esperanza de una continuidad...
Un hasta luego o hasta pronto, implican el deseo de volver a ver esa persona.
Es más íntimo, más positivo...
A partir de ahora me fijaré más en lo que digo al saludar o despedir a alguien.

Me ha gustado mucho la forma como lo has contado, como siempre.
Eres de chocolate. Dulce, dulce, dulce....
Un besito

LUNA dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Mariela Torres dijo...

¡Qué difícil es despedirse! Pero también no despedirse. La verdad, no sé, pero creo que me convenciste, con la ilusión de volver a ver a esa persona.

Besos.

LadyMarian dijo...

Precioso! Tu estilo para escribir siempre me conmueve.

No sé qué hubiera preferido. Tengo una tendencia natural a que me digan todo en la cara, aunque duela. Odio no saber. Es más, mis errores suelen ser concientes. Sé que estoy metiendo la pata y no puedo frenarme.

Es probable que así haya sido más difícil para él porque él sí sabía... aunque quizás le permitió pasar mejor ese momento el hecho de que vos no supieras.

Besos

nadasepierde dijo...

que triste!
capaz sea mejor, pero el momento de volver y encontrar la ausencia! que momento!

pero lo hizo por vos, y fue bueno.
Me quedé pensando.
un beso

D.I.E.G.O. dijo...

Hola: siempre hay una primera vez!
No se si me gustaría terminar así una relación.
Bah! que podría decir un tipo que lleva + de 30 casado y la mujer todavía no lo hecho de la casa?.
Lindo blos!
Volveré y seré melones.
Hasta luego ;-p , era así?.
pd:
Si no hubiera habido una nota podría interpretarse como desaparición accidental, no no me gustaría.

Any dijo...

Minombre, opsss!
:(

Lady, me gustó eso de que somos aves de paso. Si, es algo que cuesta pero deberíamos aprender
un beso

Luna, gracias. Que tal esas vacaciones?
Hasta luego es menos definitivo aunque en el fondo sea casi lo mismo. Pero si, estoy de acuerdo en que es mas positivo
besos

Mariela, te convencí? Que bueno!
Yo estoy convencida de que vas a arrasar con los premios del concurso, ojalá!
=D

Lady Marian, gracias. Si, también he pensado en que fué un acto de generosidad de su parte.
En el momento no, pensé todo lo contrario, me enojé mucho. Después con el tiempo lo fui viendo de otra forma.
beso

Ana, si, el momento en si no fué lindo, fué muy triste.
Supongo que el tiempo y la distancia le quitaron dramatismo a la historia. Es lo bueno de crecer supongo, poder darle una vuelta de tuerca a las cosas
un beso

Diego, hola bienvenido.
Ahjajajaj si, todavía me estaría preguntando si no se lo llevaron los extraterrestres o que pasó ...
Volveré y seré alfajores: Jorgito
;)

De Lirium soy dijo...

Hermoso relato. Aunque yo hubiera preferido saber que era una despedida. Seguramente me hubiera dolido menos sabiéndolo, pero son maneras diferentes de reaccionar... elecciones.
Me sucedió con un amigo (un ex de mi adolescencia que es como un hermano). Hace unos años nos encontramos y pasamos unos días maravillosos. Una noche nos despedimos para vernos en uno o dos días, quedamos en llamarnos. A las dos horas me llama para despedirse, viajaba esa noche a Brasil, donde reside. Entendí que no pudo despedirse pero me dolió no poder darle un último abrazo. A los tres años cuando volvimos a encontrarnos a la hora de despedirnos elegimos hacerlo en un café, con un "nos vemos"... esta vez sí con un abrazo.
Un beso

Ceci dijo...

Hola Any, soy una recién llegada a tu blog, y me gusta mucho.
No sé,...no obstante la pesada carga que uno le imprime a la situación de despedida si sabe que es la última, y a pesar de que es cruel, me parece que quiero saber cuando es la última. Y así le hubiera puesto mas atención, dicho cosas, en fin..y no hubiera pasado sin que me diera cuenta. Será que soy de no prestar atención.. y de decir cosas inapropiadas.
Beso grande

Yoni Bigud dijo...

Es una buena manera de despedirse. Yo prefiero saber qué momento estoy cursando, pero eso es porque no soy de lamentarme en presente.

Un saludo.

Rochitas dijo...

BUENA AUNQUE NO POR ELLO MENOS DOLOROSA OPCION...

CAS dijo...

Prefiero decirte HOLA AMIGUETA!!! pero algún día seguramente será el del adios...
El despedirse y terminar con algo, también alivia, da certeza, a pesar del dolor. Pero... por ahora, sigo diciendote: hola amigueta, qué bueno verte!!!
besotes.

Angeles dijo...

Pffffffffff, los recuerdos que me traés siempre conciu!!! viví una historia igual, sin despedidas ni reproches, después me fui yo sin despedidas, sin reuniones, ahora gracias a esas experiencias se que no existen el espacio ni el tiempo, en realidad los vamos caminando.... a veces nos cruzamos otras nos alejamos, estoy segura que hay un punto en el que somos UNO en el TODO.
Besos:)

Soledad dijo...

Ay Any!! Siempre me ponés al borde de las lágrimas... y me creás un suspenso terrible.

Me encanta tu forma de narrar!!

Un beso grande