miércoles, 6 de octubre de 2010

Este Jueves un Relato: Página 24, Línea 3 ... Bip Bip!


“La casa estaba cerrada a cal y canto, con tranca y candado y bajo siete llaves …” (página 24, línea 3 - "El Libro de los abrazos" Eduardo Galeano)

El corazón se parece bastante a una vieja casa con muchas habitaciones que pueden ir cerrándose una a una a cal y canto si es nuestro deseo. Allí guardamos algunas cosas que preferimos mantener lejos de nuestro cerebro: la ausencia de los seres queridos que es larga e infinita como el recorrido de una moneda en un pozo sin fondo; los tiempos de una adolescencia difícil en los que cuestionábamos sin piedad las palabras y la vida de nuestros padres; la pena por el fracaso de algún amor que se partió en mil pedazos y no pudimos reconstruir; el miedo que sigue agazapado y termina encontrando una hendija por la cual colarse; la tristeza azul de los domingos por la tarde; la nostalgia por los amigos que se han ido lejos; la angustia; la culpa; las frustraciones … .
Finalmente nos convertimos en malabaristas, con un brazo sostenemos esta puerta, con una pierna trabamos la otra, con la espalda presionamos una tercera puerta. Intentamos que ciertos pensamientos, ciertos recuerdos y sentimientos no se escapen de la celda que tan bien hemos construido y sellado. En el afán de detener lo que no queremos recordar o pensar, quedamos petrificados, inmovilizados en una especie de trampa. Solo podemos mover los ojitos y ver pasar la vida ….
Esto me sugirió la línea 3 de la página 24 de “El libro de los abrazos” de Galeano.
Pensaba si no será hora de ir abriendo de a poco los compartimentos, pasando el plumero y sacando las telarañas cof cof cof, revisando lo que hay dentro, tirando lo que no sirve, rescatando lo bueno … . Digo, no sea que me falle la fuerza o el sentido del equilibrio, o me pique la oreja y quiera rascarme, o pase una mosca y quiera darle un manotazo … no sea que baje la guardia de golpe, se me vengan la casa y las emociones encima como una avalancha y quede llena de chichones, tapada de escombros como quedaba el Coyote queriendo ser mas astuto que el Correcaminos.
Bip Bip …
Otras páginas nº 24 en lo de Gustavo:

41 comentarios:

Mariela Torres dijo...

Claro, no hay que dejar eso para más tarde, que puede pasar un accidente y se te viene todo encima, mejor limpiar y ordenar ahora, y abrir todas las puertas.

Besos.

Neogeminis dijo...

Conviene de vez en cuando desempolvar y sacar lo que no sirve.A veces nos concentramos tanto en mantener esas puertas cerradas que olvidamos qué era lo que escondíamos detras...por eso, a lo mejor al dejar un poco de aire fresco, lso recuerdos y temores se orean un poco y se transforman en algo mucho más leve de sobrellevar.
Tengo el libro de Galeno en cas. Por simple curiosidad voy a ver si concuerdan la página y las palabras, a ver si se trata de la misma edición!

Un abrazo vecina y cuidese!

Winnie0 dijo...

Nuestro cuerpo y nuestro corazón es una casa con compartimentos y habitaciones...debemos airearlas y mantenerlas con aire puro y fresco... Hay días que preferimos abrir puertas sólo a algunos..otros estamos más receptivos...Nuestro cuerpo es nuestro tesoro. un beso

Lirium* dijo...

Galeano: un grande.
Tu texto muy bueno para este momento en que me voy a acostar... y sobre todo para esta etapa donde estoy llena de chichones...
Un beso... te sigo por el reader pero por fiaca no me acerco.

alfredo dijo...

Toda una vida en el armario.
Es la nuestra, no nos desprendamos de ella, como no nos desprendemos de los libros viejos y leidos.
Sólo es cuestión de mantenerlos con orden, que al abrir las puertas nuestra perpectiva sea amplia completa, de lo bueno y lo malo.
Y decidamos con que nos vestimos ese día.

El orden en el armario, positivará la elección.

Hondo y reflexivo relato, contado fácil como todos los tuyos.

Besos

Natàlia Senmartí Tarragó dijo...

"la ausencia de los seres queridos que es larga e infinita como el recorrido de una moneda en un pozo sin fondo" uf chica, cuanta creatividad al definir un sentiminero, "chapeux", aplauso.
Somos como el coyote, bay bay al caer en picado, pero habrá que arriesgarse a abrir los candados y las puertas un poquito, no de golpe, hacen pupa los chichones.
En ese armatoste de la memoria dentro de la cabeza, tenemos cajoncitos ordenados, cada uno con su pedazo de vida o ese instante o la gente...con dejarlos que les de el aire de vez en cuando no pasa nada, al fin y al cabo somos esos cajones juntos o separados.

Any, de una línea sugerente has sacado una narración intensa, muy creativa, emocionante, que llega.
Besitos.

Primavera dijo...

Lo malo que en esa casa las habitaciones aunque se cierren siempre se abren con un ligero viento, vuelve entonces recuerdos, algunos bonitos y otros tormentosos...
Un relato muy bonito me gusto la forma de encauzar el tema.
Primavera

gustavo dijo...

yo no leo...
yo soy una analfabeta...
ya fue...
no se escribir...
curiosidades de una voz bnita dnde las haya allende del atlantico...curisidades que se quedan sin sosten alguno al haber leido este magnifico jueves...curiosidades...no leo...¿entonces galeano es acaso un extraterrestre?...curiosidades...analfabeta...¿entonces la construccion de esta entrada maravillosa...decia una persona anoche a las 2 de la madrugada...vero, la de los molinos..." any escribe de maravilla, ¿por que no escribe?"...entnces la construccion de esta entrada maravillsa qué es?...
ya fue...maravilla d palabra, de expresion, pero que a veces nos atenaza, nos alimenta, nos paraliza o...o a veces nos revitliza...
no se escribir...jaajja
..."como el recorrido de una moneda en un pozo sin fondo;"...esta comparacion, any...es...no fue, es..
..."quedaba el Coyote queriendo ser mas astuto que el Correcaminos."""...y esta sos vosssss...
medio beso, any.

yonky dijo...

"quedamos petrificados, inmovilizados en una especie de trampa".

Muy bien malabarista,seria hora de...,necesitaria tiempo para...,(y coraje),Pues si, hoy me saco este traje y me pongo el pongo,digo,el mameluco.Manos a la obra entonces,aliviano aca,redescubro alla,pulo esto,descarto aquello.Ok,ya esta.
HURRRRRAAAA!!!
¡¡¡¡¡Me despetrifique!!!!!

arriba Any,un ramo de flores primaverales

CAS dijo...

A veces no hay más remedio que hacer malabares, pero otras veces hay que poner las cosas en su sitio, las que sirven, y que el equilibrio surja de la naturaleza misma de las cosas. No es bueno andar con miedos y tapujos, pero tampoco es fácil ir por la vida al descubierto con heridas sangrando.
Como en todo... equilibrio, bueno, volvemos a los malabares...
Tu texto precioso, profundo y sincero. Eres una buena escribidora casi tan buena como eres amiga.
BESOTES

Lujo dijo...

Holaaa Any,
¡¡Qué lindo está tu blog con ese fondo tan vital!!. Es un regalo para la vista y el estado de ánimo.

Chiquita, ¿¿estás segura que no eres un ángel??. Siempre que paso por aquí me regalas una sonrisa o un sentimiento bonito para guardar.
Algunas veces no comento porque me quedo sin palabras o tengo miedo de meter la pata. Sorry ;)

En cada nueva entrada hay un avance en tu fórmula para escribir. Tus textos de hoy son distintos "en la forma" a los que conocí cuando te encontré. (Quede claro que me encantan!!)

Miles de abrazotes enormes!
Los Kasukabe te envían besotes!

Neogeminis dijo...

Confirmado, tenemos el mismo libro! (ahora que lo pienso debe haber una sola! jajajaj)
Besos

Stanley Kowalski dijo...

Siempre hay que hacer limpieza, pues como seguimos viviendo (por suerte), tenemos vivencias nuevas, amores nuevos y otras hierbas. No queda otra que hacer lugar para todo lo nuevo. Creo que hasta nos da mayor estabilidad sacar cosas que ya no tienen ningún motivo para seguir permaneciendo. Un post para reflexionar, me gustó mucho!

Muchas gracias por tu visita!

BESOTES HERMOSA!

La candorosa dijo...

Hermoso texto y gran reflexión la suya.

Lo que me hace reflexionar a mí, y pienso ¿será cuestión de animarse, verdad?

Abrazotesssss!!

tag dijo...

Galeano hace pensar siempre.
Pero tu has hecho trabajar hoy a tu cerebro y a tu corazón, fijate, y eso solo con leer una linea.
Espero que retires lo que no te sirva aprovechando esta estupenda reflexión.

Un beso

Inma Brujis dijo...

Fíjate que yo soy de las que piensan que hay puertas que mejor dejar cerraditas no con 7 llaves si no con 7000 porque si se abre una sola de ellas, podria hacer unos destrozos considerables.
Pero... un chapó por quien tenga arrestos para abrir una sola de sus puertas cerradas.
Un beso

Virginia Prieto dijo...

nada mejor que abrir puerta any, lo que dejamos encerrado detrás de ellas un día nos pasa factura
galeano: un grande!
beso

Carmen Andújar dijo...

Es bueno entrar en nosotros mismos, para conseguir alejar nuestros miedos a veces sin fundamento, lo que no nos gusta lo borramos y abrimos otra página.
Relato que te hace reflexionar.
Un abrazo

LadyMarian dijo...

En realidad se cree que se cierran las puertas pero siempre se filta la suciedad por debajo, el olor a encierro. Además sabemos que hay cosas amontonadas y ese peso se siente.
Creo que cuando cerramos puertas por una cosa, ese espacio siempre se convierte en un amontonamiento de muchas cosas porque se podría decir que una cosa escondida atrae a otras.

Besotes

LadyMarian dijo...

Ah! Me olvidaba! Qué lindo está el blog!!! Me encanta el fondo! Hace juego con la imagen del header (que ya te dije mil veces que me encaaaanta!) Quedo todo muy fresco y primaveral.
Besos

diosesargentino JULIANO dijo...

Finalmente nos convertimos en malabaristas, con un brazo sostenemos esta puerta, con una pierna trabamos la otra, con la espalda presionamos una tercera puerta.
Qué buena esa parte, me hace acordar a córtazar.
saludos

Lady dijo...

Me gusto esa idea de hacer limpieza general, rescatar lo que sirve y deshacernos de aquello que ya no importa. Es una buena práctica, es lo que nos permite seguir adelante. De lo contrario, se vive con muchas cargas... o directamente vemos pasar la vida, como bien dijiste.

Muy buen relato!

Besos

Any dijo...

Hola a todos, gracias por los comentarios. Anduve un poco complicada hoy pero espero poder visitarlos durante el finde largo.
Un abrazo a cada uno

Pepe dijo...

No soy amigo de las puertas cerradas. Como tú dices, su contenido pugna por salir y es complejo evitarlo. Es mejor que los sentimientos, que las emociones, que lo bueno y lo malo que nos ha sucedido, seamos capaces de afrontarlo, acomodarlo, adecentarlo, quitarle el polvo y ordenarlo en estantes de fácil acceso sin que su rememoración nos perturbe el ánimo.
Magnífico relato el que hoy nos ofreces.
Un abrazo.

Verónica Marsá dijo...

Exacto, somos cajoncitos de experiencias buenas y malas, de emociones, de sentimientos, de imágenes, aromas, colores, formas y sonidos... y chorrocientas mil cosas más. Y debido a esa capacidad interminable los cajones se amontonan ordenadamente para que la construcción no se desmorone, en la medida de lo posible, claro.
Pues yo no abro cajones, cuando algo pasa que me produce dolor lo meto en el cajón, cierro con llave y luego me deshago de ella. Si alguna carcoma hace un agujerito en la madera y permite que su contenido tenga la desfachatez de asomar cuando nadie se lo ha pedido, ponto un poco de pasta tapajuntas de madera que venden en las tiendas de Briko y listo.
No puede eliminarse el dolor de ciertos pensamientos, aunque tires a la basura todo lo que te lo recuerde... las heridas dejan cicatriz aunque estén curadas.

Bueno, eso yo...

Uf, qué rollo te he soltado, pobrecita mía!

Besito.

Natàlia Senmartí Tarragó dijo...

Anyyy, añado a tu comentario a mi relato insectívoro, NADA DE MCDONALD SI VIENES A ESPAÑA, cometerías un asesinato con alevosía del paladar, SE COME DE COÑA EN ESPAÑA!!!
Lo mío es pura "invención" aunque en medio mundo se deguste el insecto con fruición (tonta rima).
Besitooo con felicitación repetida por este magnífico relato tuyo.

Primavera dijo...

Pero cuesta hacer limpiezas eh, abrir puertas y que entre la brisa fresca nos aferramos a todo eso, creo que con la esperanza de que vuelva aquello que se fue, cuando la realidad que el si hizo buena limpieza...ja ja
Primavera

Yoni Bigud dijo...

Lo que pasa es que el trabajo de abrir puertas y revisar no es el más grato ni el más sencillo. Sin embargo es loable la actitud. La de hacer el intento digo.

Si tuviera que elegir un color para la tristeza, no imagino uno más apropiado que el azul.

Un saludo.

Epístola Gutierrez dijo...

Creo que todos vamos cerrando partes de nuestro corazón, y hay momentos en los que no queda otra.
Pero si cerramos a lo malo también nos cerramos a lo bueno que pudiera llegar... así que mejor es darnos nuevas oportunidades, soltar lo que ya tiene que irse dejar espacio para que lleguen nuevoas alegrías y amores.
Me gusta muchísimo cómo lo has expresado.
Un beso.

Balamgo dijo...

Hola Any,
Muchas gracias por tu voto de confianza.
Con respeto a Balamgo, creo que no tendré problemas con él, pues por lo que observo anda muy ocupado. Y a mí particularmente me viene al dedo que lo esté, pues así aprovecho yo el vacío que deja para hacerme un hueco.
Un placer conocerte y saludos cariñosos.

maria jose moreno dijo...

Genial, genial y genial Any. has retratado a la perfección lo que para mí es la vida y sí, ya va siendo hora de desmpolvar los cuartos, quitar las sábanas, abrir las ventas para que el sol purifique el ambiente y sentarnos a disfrutar. Hay muchas cosas por las que hacerlo y una de ellas la amistad.
Besos

Ceci dijo...

Ay Any! siempre parece ser una buena hora para comenzar. Pero me parece que es mas facil decirlo que hacerlo. Ojala...y como saber cuando dimos el primer paso?, habrá que poner un hito para que nos lo indique.
Te mando un fuerte abrazo y gracias por las palabras que dejaste en mi blog

tag dijo...

Any,

Te he dejado un "regalito" en el blog de Maria Jose Moreno.
Cuando tengas un ratito, pasate.

Un besito

Stanley Kowalski dijo...

Por favor, pasá por mi blog que hay un regalito para vos.

BESOTES HERMOSA Y BUENA SEMANA!

Kenza dijo...

Un petit bisou de Touraine!

El Gaucho Santillán dijo...

Sacar todo afuera, a veces es como molesto.

Es mas còmodo estar en penumbras.

Depende de los planes que uno tenga, creo.

Un abrazo.

Lola dijo...

Sé que aparezco una semana después pero justamente hoy cuando volvía de trabajar venía pensando (a proposito de algunas cuestiones relacionadas con MC) cómo a los chicos les enseñamos a ser amables, a ayudar al otro y ni bien lo aprenden les empezamos a enseñar lo contrario: que no confien en cualquiera, que no se brinden del todo porque pueden salir lastimados...
Es terrible que como sociedad cada vez cada uno esté más encerrado (y atrancado) en uno mismo...
Hay que ver hasta donde nos podríamos abrir sobreviviendo a la experiencia no?

Besos!

Stanley Kowalski dijo...

Muchas gracias por tu visita. Sí, su gran encanto es su belleza hierática, gélida, el porte y su sofisticación.

Filmó con los mejores directores europeos y la tienen como una actriz de culto.

Ahora no le pidas que te haga el papel de villera, porque jamás podría, jajajajajaja!!

BESOTES GUAPA!

mujeraraña dijo...

preciosos pensamientos, muy bien hilvanados.
fraterno abrazo

mujeraraña dijo...

preciosos pensamientos, muy bien hilvanados.
fraterno abrazo

SUSANA dijo...

Va bien tu pensamiento. Sobre todo la prevención de abrir poco a poco los compartimentos. Creo que ninguno de nosotros podríamos con esa avalancha de una vez.

Es un saludable gesto de valentía Any, y aunque nada tiene de sencillo, muy probablemente después de esa "limpieza de telarañas" descubramos algo más, algunas fortalezas que ignoramos de nosotros mismos, alegrìas que fueron sepultadas sin darnos cuenta, junto al resto, enseñanzas...un tesoro que espera ser descubierto.

Besos guapa, muy buena entrada!