lunes, 18 de octubre de 2010

Perro que canta no muerde


Pablo: Ah! tenemos un perro che.

Any: Ahhhhh que bueno! Me imagino como estarán todos con un cachorrito en la casa!

Pablo: Bue si … pero no es precisamente un cachorrito …

Any: ¿?

Nelly, vecina de Pablo, murió hace un par de semanas. Unos 80 años, viuda, sin familia cercana mas que unos sobrinos. Se conocieron con Cacho en la calle un día de invierno. Lo habían abandonado cerca de la casa de Nelly; era muy chiquito y un quejido insistente indicaba que tenía frío y hambre. Estaba dentro de una caja tapado con una hoja de diario que anunciaba una próxima actuación de Cacho Castaña; Cacho, asi lo bautizó Nelly y decidió quedárselo.
El perro fue su compañía de los últimos años, iban juntos a todas partes; después de mucho tiempo Nelly volvía a tener a alguien que la esperaba. Cacho la esperaba en la puerta del supermercado, en la escalinata de la iglesia y en la terraza como un vigía cuando debía quedarse.
Después de la muerte de Nelly aparecieron los sobrinos para ocupar la casa. Limpiaron y tiraron todo lo inservible y entre todo eso estaba Cacho, que fue desalojado sin ningún tipo de miramientos.
Como un piquetero versión canina Cacho se instaló delante de la puerta de calle en señal de protesta o quizás con la esperanza de que lo dejaran retornar a su hogar. Ni hablar, los nuevos ocupantes no querían saber nada con un perro viejo y medio enfermo (camina con dificultad por algún problema en las patas traseras). El último intento de Cacho de entrar en la casa fue rechazado a escobazos literalmente por el nuevo dueño.
Y allí entró en escena Pablo, viejo defensor de pobres y ausentes, que indignado ante la escena se puso a discutir con el vecino maltratador. Y que si, y que no, y que ud no puede tratar asi a un animal, y que a ud que le importa, y que ud es un maleducado, y que ud que se mete, y que lo voy a denunciar, y que váyase a la mierda! y … slam! se cerró la puerta de la casa en las narices de Pablo.
Mientras tanto unos metros mas allá Cacho se hacía amigo de Rosario que le hablaba queriendo saber si le dolían los golpes.

“Dize Cacho si no lo dejamoz dormir en caza”
“Y vos como sabés que dice Cacho?”
“Porque haze guiiiii guiiiii y pone cara trizte, lo podemoz llevar?”

Any: Y que pasó?

Pablo: Y bueno, ahora Cacho está instalado en casa, come como un león huérfano, lo llevamos al veterinario y le dio un antiartrósico que me sale mas caro que un crucero a la Polinesia, llora de noche y pega unos aullidos que nos hacen saltar un metro de la cama y clavar las uñas en el techo, pierde pelo porque está estresado (según el veterinario) y hay que pasar el escobillón 30 veces por día, lo llamás y no te da bola porque está medio sordo … es toda una adquisición

Any: Se lo van a quedar?

Pablo: O me lo quedo o tengo que echar al perro y a mi hija porque me va a volver mas loco de lo que estoy … no tengo muchas opciones.

Any: Y canta “Garganta con arena”?

Pablo: Andate a la p********* ….!!!

27 comentarios:

Winnie0 dijo...

Siempre nos parece más lógico que se "vaya" antes el animal que el dueño...Cuando pasa al revés...¿no nos preguntamos cuánto sufrirá el animalito?
Besos

Alicia Seminara dijo...

Increíble que con tanta campaña en defensa de los animales, con incontables ejemplos de maltrato de animales, la gente no se conmueva y todavía sigue habiendo personas como ese hombre que es capaz de no sentir lástima por un perro abandonado. Y encima echarlo a escobazos.

Pero por suerte hay gente como tus amigos.

Natàlia Senmartí Tarragó dijo...

Es lo que tiene eso de amparar a un animalito, pero...¿o lo tomas o lo dejas? Si lo tomas, tendrás que soportar sus achaques, y cuando se miran esos ojitos tristes te llegan al corazón, como si desde sus adentros te dijera "gracias".
Any, besitooos desde las montañas.

mar dijo...

Hola Any.
Cada vez que paso a leerte me voy con una sonrisa, que gracia tienes contando cualquier anecdota.
Seguro que en el fondo están encantados con Cacho.
Un beso de Mar

dondelohabredejado dijo...

Qué bueno que haya un final feliz para esta historia. Cacho además de sordo y dolorido por sus achaques de viejo, está muy triste por la muerte de la que era su única familia, y además fue desalojado de su casa...
Cacho necesitaba un hogar con amor, y por suerte lo ha encontrado.
Ese maltratador de animales, que seguramente nunca se acordó de visitar a su tía cuando esta vivía, merece sufrir en carne propia para aprender lo que se sufre.
Lamentablemente hay mucha gente de mierda. Pero por suerte también hay mucha como tu amigo.
Qué linda historia, gracias por compartirla.

Fabiana dijo...

Aniushka:

Coincido plenamente con Donde..
Seguro que nunca se calentó por la tía,aprovecho la bolada y se hizo de un techo gratarola con el mínimo esfuerzo..

Se merece que lo denuncien, pero como en éste país tenes que tener palanca para todo, lo único que queda es que lo caguen a trompadas por hijo de un catamarán lleno de trolas.

Encontré mi paleta..
Cualquier cosa me avisás, dale? :P

Besotes!!!♥♥♥♥

Stanley Kowalski dijo...

Por fin ua historia trágica que tenga final feliz! Me cuesta creer que haya gente tan jodida! Pero desgraciadamente la hay.
Soy joven, pero eso no es ninguna garantía que no me vaya a morir mañana. Yo ya tengo ubicados a mi gata y a mi perro si paso a mejor vida! En fin, así nos va.

Mil gracias por tu visita.

BESOTES HERMOSA Y BUENA SEMANA!

gustavo dijo...

te juro y te prmet, any, qu esta version de any, me la conozco... es esa version que cuando uno esta asi asi o as asa o de puta madre siempre, simpre te hace reir...y esta version any, espero que la conserves per secula...mas te vale, pues de no ser asi, te llamare de todo menos...
un beso, any.

Any dijo...

Winnie, asi es, los bichos también sufren las pérdidas

Alicia, nunca son suficientes las campañas, hay que insistir ad infinitum ...

Natali, los animales te devuelven lo que reciben por triplicado, cosa que los humanos no eh?

Mar, gracias! Si, Cacho encontró su lugar

Marina, asi es, gente de mierda hay por todos lados; imagino que se habrán abalanzado sobre la casa, no les costaba nada conservar el perro ...

Fabiuska, holaaaaaa!!! como va Master? que bueno verte!
Dale vamos con la paleta a poner las cosas en su lugar jajajjaja!
♥♥♥

Stanley, es una historia tragicómica, me reí mucho ayer cuando la escuché y también me dió bronca
gracias a vos

Gustavo, ahhhhhhhh pero yo quiero ser poeta como ud! estoy ensayando pero hasta ahora ... nada, no me sale
=D

Mai dijo...

Si Nelly le hubiese dejado la casa en herencia al perro, los parientes le tenian que besar el rabo a Cacho para vivir en esa casa...
Pobre Cachito, pero seguro que ganó con el cambio y tu sobrinita Rosario también!
Besos

Verónica Marsá dijo...

Ay, madre mía...
Mi amiga se encontró con un perro perdido al que llamó "Perdudet" en catalán, o lo que es lo mismo "Perdidito" en castellano. Era un perro de mediana edad, guaperas pequeñito y de pelo largo, con pinta de pastor de ovejas, inquieto y juguetón. Muy mono.

Sólo tenía Y TIENE un problema, que cada día a las 5 de la tarde tenía que abrirle la puerta de casa para que saliera corriendo como un rayo; se ponía a ladrar como loco dando círculos en la calle. Gritos de los vecinos porque el chucho lleva escandalizando al barrio unos 8 años ya... al final nos enteramos que lo que hace el pobre es recoger al ganado a la hora que comienza a bajar el sol!!!!

Es un ancianito y sigue montando un espectáculo pero ya nadie se asombra.

Besito.

Mariela Torres dijo...

Y bueno, qué sé yo, a mí no me gustan los perros, pero a mi papá sí, así que he convivido con veinticinco perros en mi vida. Yo no me lo hubiera llevado a mi casa, mi papá sí, y encima le daría todos los gustos al perro. Ahora tiene cinco, llegó a tener nueve juntos.

Besos.

Ceci dijo...

Any, me maté de risa con la historia! Y a Cacho, como a los demás seres humanos habrá que aguantarle sus achaques, que después de todo, nos vamos a poner viejos y nos gustaría ser tratados como Pablo trata a Cacho.
Es que me parece que hay una ley de compensación en el universo..
Te dejo un beso grande

Virginia Prieto dijo...

pobre perro, me dió lástima,pero la verdad es que la situación se resolvió y bueno, ahora está en muy buena compañía
beso any!

Lady dijo...

Pobre animalito, me dió mucha ternura la historia. Seguramente extrañe mucho a su dueña.

Espero que ahora esté feliz en su nuevo hogar.

Besos

Lola dijo...

Bravo por tu sobrinita y tu hermano!!! Seguramente eso de darle el remedio al perro o limpiar lo que ensucia no lo hizo siquiera cuando sus hijos eran bebés.
Espero que Cacho pronto se sienta "como en casa" en su nuevo hogar.
Una pena que encima esa gente ahora sean vecinos de tu hermano.
Al margen, al leer la historia de Cacho desde sus orígenes parece una historia como la de Azabache, el caballo.
Igual a pesar de todo lo que le pasó fue bastante afortunado; no es fácil encontrar hogar dos veces en la vida.

Besos!

CAS dijo...

Adoro los perros (los animales en general) y si tuviera un buen espacio al aire libre, tendría montones, sobre todo acogería los que son abandonados.
Seguro que haría mucha amistad con Cacho. Menos mal que en el día que lo cubría no anunciaban una película de Swaseneger....sería un nombre más complicado, jajaj
BESOTES AMIGUETA.

Rochitas dijo...

POORCITO CACHO.

Eva Magallanes dijo...

Any, por acá diríamos que Cacho es un cacho (o sea un problema, una carga)... ay, sin embargo, ante el abandono ¿qué hacer?... no me cabe duda que Pablo recibirá gratificaciones por acoger a un desamparado y en una de esas capaz que Cacho de pura felicidad, cante.
Cariños!

El Gaucho Santillán dijo...

Pero no se puede hacer otra cosa.

"Cacho" te muestra el camino al cielo.

Es asì. Yo tengo siempre diez animales, entre gatos y perros, y siempre hay lugar para cualquier abandonado.

Tuve un loro que cantaba la marcha peronista, tambièn. Que recuerdos.

En fin. Cacho los va a recompensar.

un abrazo.

LUNA dijo...

Me he reido mucho, como de costumbre cuando leo algo tuyo...
Me alegro que el perrito continúe siendo feliz y haciendo feliz a los demás.

Pasado mañana operan a una de mis dos yorshires y estamos atacados de nervios. Pobrecita. Una noche en la clinica veterinaria, solita, y nosotros en la camita con Luna (su hermanita) y sin ella... Sííííííí duermen en la camita con conotros, pues pesan 2 quilos...

Son una menudencia!!!!! Tienen diez años y me han hecho muuuuuuucha compañia todos estos años, así que cuando están malitas justo es corresponderles...

Gracias por la sonrisa a estas horas de la noche.
Un besito, corazón.

SUSANA dijo...

Puricito el Cacho, está hecho pelota, llorón, calvo, estresado y sordo!

De verdad, para cada perrito en apuros, debería existir una Rosario, con sus "z" y su ternura. Se harán bien el uno al otro. Y también un Pablo, que se enfrente a los villanos!

Bella Historia, con final feliz, para dejarnos el alma contenta!

Besitos Any!

LadyMarian dijo...

Dice que se lo queda porque no tiene opciones pero es evidente que es de las personas que tienen buen corazón y Rosario sigue el mismo camino.

Me gustó mucho el post! Una lindísima historia!

Besos

Lujo dijo...

Hola holaaa Any,
Leí este relato al poco de publicarlo y me quedé sin palabras.
Qué lindas personas tienes la suerte de conocer, tener cerca...No es fácil dar el paso que han dado; sobre todo con las noches que ladra.

Tienes un lenguaje que va directo al corazón. Tus historias, anécdotas quedan para siempre.

Mil abrazotes enormes!!
Besos de los Kasukabe!!

Blonda dijo...

Any querida, por que no puedo comentar en el ultimo post? Me dice que inhabilitaste la posibilidad de comentar justo cuando quería decirte que esa ultima frase, eso de sentirse vivo, me dio en el medio del cuore como un flechazo sin aviso.


te quiero amiga, me encantaria que pudieras venir a tomarte unos mates y ordenaramos juntas el placard jajaj


besos

Eva Magallanes dijo...

Any te comento en esta entrada pues están inhabilitados los comentarios en tú último post. Me ha parecido un muy buen relato ¡y además escrito a 4 manos!, si no lo dices no se percibe, tiene una continuidad, un tono y un ritmo que parecen provenir de una sola persona. Bueno, Kimiko es tentadora. Mucho cuesta convivir con las emociones y problemas de la pareja así que pensar en poder evitárselo y sólo tener los beneficios y ventajas... ¡es una provocativa idea!... pero ¿qué amor puede crecer sin entrega, sin acoger, sin tolerar... sólo crece ahí el egoísmo?. Así que ha dejar para las labores del hogar a la robot y a ver si Pierre se atreve realmente a amar.
Un abrazote y gracias por visitarme!

Manuel dijo...

Casi siempre he convivido con perros. Me asombra su capacidad de amar y su entrega, su lealtad y su capacidad de consolar.
Un diez para Nelly que lo recogió y un 11 para Pablo y su hija que lo acogieron cuando lo trataron de inservible.
besos