miércoles, 9 de febrero de 2011

Convocatoria Literaria: Este Jueves un Relato: BESOS


Mi familia está y estuvo compuesta históricamente por gente trashumante. Por distintas razones: porque nos gusta vagar de un lugar a otro, por obligación, por necesidad, por respirar otros aires. Nunca hemos estado todos, absolutamente todos, viviendo en un mismo lugar. Siempre hay un padre, un hermano, una tía, unos primos viviendo lejos.
Hoy esto se hace mas llevadero gracias a las nuevas formas de comunicación; basta encender la pc, conectar la cam y ver como el exiliado de turno nos sonríe tan campante desde el monitor. Charlamos con el y nos cuenta las últimas novedades de su vida cotidiana, podemos saber como está su ánimo, ver su casa, casi podemos tocarlo ... .

Antes, en un alarde de tecnología (y de arrojo por parte del que llamaba porque era bastante caro), cuando la saudade apretaba el alma recurríamos al teléfono. Fuera de este recurso debíamos conformarnos con cartas, esas que viajaban kilómetros, atravesaban mares y montañas y aterrizaban en nuestras manos. En esos papeles que llegaban regularmente, íbamos siguiendo las aventuras y desventuras de nuestro añorado pariente como en una novela por entregas. Y los besos eran de tinta.
Los besos de tinta atravesaron mi vida, hubo muchos, hubo mas de los que yo hubiera querido. Y es que a veces uno necesita del beso real que humedece apenas la piel y hace ruidito chuick chuick ... .
Ahora que ha pasado el tiempo y reviso viejas cartas se me ocurre que los besos de tinta, mas fríos e impersonales a primera vista que los reales, tienen sin embargo una ventaja: son eternos. Siempre puedo volver a leerlos, a los besos digo, puedo leerlos. No está mal – pienso - porque aunque el papel esté ya un poco amarillo, los besos siguen alli, y si cierro los ojos quizás escuche el pequeño chasquido y hasta sienta una leve presión en mi mejilla ... .


Variedad de besos en lo de Gustavo

http://www.callejamoran.blogspot.com/

40 comentarios:

Virginia Prieto dijo...

esos besos de tinta son tangibles y permanecen
acompañan any!
me gustó mucho esto que escribiste

beso

gustavo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Winnie0 dijo...

Esos besos de tinta han sido MUCHO para quien los recibía sin duda. Yo añoro las hojas de papel, el sello y el sobre...Un besito

Natàlia Tàrraco dijo...

Hay besos de muchas clases, el de tinta añeja lleva perfume de recuerdo y es eterno, además se puede "imprimir" el beso en el papel con un !muasks! de carmín ¿qué más quieres?
Any, las ventajas de las comunicaciones por inernese son muchas, pero como dices, ese beso verdadero hay que darlo y recibirlo en directo y en labios.
Me has hecho recapacitar, recordar aquellas cartas...gracias por tus letras tecleadas pero intensas.
BESITOOO a través del éter.

LUNA dijo...

Si, si, lo que dice Natali es verdad. Esos besos de carmin que dejábamos para la eternidad... para que la otra persona pudiera besar encima de ellos...

Me suena MUCHOOOOOOOOOOO lo que cuentas de gente transumante...

Ahora dejo muchos besos en Skype...
Besitos para ti, princesa. y bienvenida otra vez.

dondelohabredejado dijo...

Qué hermoso lo que ns compartís! Esos besos dibujados son mucho más que eso.
Yo hoy, aunque existan las videoconferencias, he enviado besos de tinta por carta. Aunque suene cursi para mí es hermoso saber que llega la energía de ese modo.
Te dejo un beso, chuik.

Primavera dijo...

Los besos escritos siempre dejaran huella porque fueron recibidos con la misma intensidad que en directo,,,existe esta clase de besos que impregnan nuestro interior.
Primavera

Any dijo...

Jajajajaja, veo que el tema se disparó para otro lado. En realidad hablaba del beso escrito, o sea, la palabra BESOS que solíamos poner al final de las cartas. Alguna vez hace muuuuuuucho mandé uno de esos besos de labios pintados y estampados en el papel. Pero fué una historia de 16 años, adolescente arrebatada que mandaba besos de carmín ...
Mi intención era hablar de los besos que se mandan habitualmente (ya casi que ninguno, porque no escribo cartas) en las cartas al despedirse. Uno escribe: besos, muchos besos, etc, y esas letras permanecen para siempre y siguen besando al que las lee.
Igual me gustó recordar lo de los besos impresos
Un gran beso para Vir, Winnita, Natali, Luna y Marina!

dondelohabredejado dijo...

Ja ja ja ja, es que la imagen remitía muy fuerte a los besos estampados en el papel!!!
Yo confesando mis cursilerías y vos hablabas de los besos de los saludos!!!
Muchos besos, chuik chuik chuik

El Mostro dijo...

Excelente. Creo que en algún lado están guardadas las epístolas que nos enviábamos con la sra.mostra.

Ceci dijo...

Me encantan las cartas Any! Yo también solia escribirlas.
Las palabras escritas duran por siempre dicen, y se pueden leer y releer. Que valioso bagaje el tuyo, repleto de besos indelebles.
Suertuda!
Besos

Celia dijo...

Hola Any. Los besos de tinta... ya casi olvidados. Pero como bien dices, eternos. Porque podemos abrir la cajita de los recuerdos, y saborearlos como si fueran aún presente.
Un relato lleno de tinta de amor, de separaciones y de besos.
Uno grande para ti.

Teresa Cameselle. dijo...

Qué bonito lo has contado, y que hermosa conclusión. Ahora nos mandamos muchos besos por pantalla, no sé si son los mismos, ni si perdurarán en el tiempo, pero de momento ahí quedan escritos, en nuestros blogs, y también podemos recuperarles en cualquier momento.
Y aquí te dejo los míos, un par de besos de tinta y virtuales, es lo que hay.

Delirios de Muñekita CaT dijo...

Tu blog está excelente, me encantaría enlazarte en mis sitios webs. Por mi parte te pediría un enlace hacia mis web y asi beneficiar ambos con mas visitas.

me respondes a munekitacat@gmail.com

besoss

Cate

MARISOL dijo...

Nos has hecho viajar en el tiempo, en busca de cartas antiguas con besos estampados... y he recordado las veces que mandé besos por teléfono "chuiks", desde el otro lado del mundo. Ahora son besos virtuales, hay que imaginarlos...
Buen relato. Un beso, como no !

G a b y* dijo...

Qué evocación tan bella has hecho aquí! Siiii! esos besos francamente son eternos, y algunos, creo, tienen una connotación pasional. Mira que me has traído un recuerdo tan grato, pero por no sé qué causa, lo tenía guardado en un rincón de la memoria, -de esos que no se revisan-.
Y, sí, ciertamente esa costumbre de enviar cartitas en papel y tinta, se ha perdido; un mail, es más rápido y efectivo, de lo contrario podría quedarse una cantando Bó Cartero! mientras espera noticias! :-S
Te mando besitos! Los míos vuelan libres, aunque si gustas, atrapa uno y guárdalo en un papelito por si quiere andar de trashumante por ahí!
Gaby*

Mariela Torres dijo...

¡Qué lindo! Es hermoso que guardes las cartas y puedas volver a revivir esos besos enviados.

Besos (espero que algo valiosos también).

Mar dijo...

Me gustó tu texto. Yo no distingo entre besos de tinta y besos de SMS e-mail... altas tecnologías varias, porque para mí, todos son besos-artefactos; no son besos de carne y hueso, con labios, lengua, dientes, saliva... Nada como estos últrimos ¿verdad?
Y, sin embargo: besos

San dijo...

Besos selladores de palabras, de esos besos que como bien dices parecian frios y al pasar el tiempo permanecen en el papel y en nuestro pensamiento. Que no se borren de nuestros corazones.
Estos besos tambien espero que te lleguen.

anuar bolaños dijo...

Sueño con ser un poco más nómada.

Verónica Marsá dijo...

Pues si todos mis besos -creo que cientos ya-, esos que dejo en los comentarios, al final de ellos, alguien me los pide algún día para sentirlos de verdad... me voy a quedar seca!

Besos escritos, sí; ventajas y desventajas, que puedes conservarlos o destruirlos, relamerte en ellos o tirarlos a la papelera...

Besito para no variar!

ATALANTA dijo...

Que razón tienes Any, los besos de tinta siempre estarán ahí; yo recuerdo cuando en las cartas al final poníamos muchas xxxxxx, estas crucecitas eran besos.

Yo también colecciono búhos jajaja!!!

Ósculos para ti, por variar.

Gastón D. Avale dijo...

genial!!!! me encantó que hayas escrito del beso eterno en tinta...me encantó todo! y la verdad, yo también tengo mis cartas...y sé que esos besos siempre van a estar allí...hasta próximas lecturas. besos virtuales para vos!

Carmen Andújar dijo...

Tienes razón,los besos de tinta también son importantes, aquellas cartas eran algo especial, no era como tenerlos cerca; pero como dices tú, siempre se podría rememorar su presencia con aquellas letras.
Me ha gustado ese punto de nostalgia.
Un abrazo

Inma Brujis dijo...

Besos de tinta que duran para siempre... interesane.
Un beso

gustavo dijo...

vezdemarbán 11-2-2011
noche (sobre las 20:25)

querida any:
los sucesos acaecidos en este pueblo de tus entrañas son los normales de toda la vida. ¿recuerdas a la agüela sira? ella sigue a sus 100 años acordándose de la nieta prófuga. cuando por la mañana me levanto, suele preguntarme por su nietecita. yo la digo que ya no es tan pequeña su nieta, que ya tiene 43 años. pero ella dale que te dale, que cuando la escriba que te diga que te echa de menos. me dice que no te olvides de recoger la propina que te manda todos los domingos. en, fin, any, ya sabes, todavía se cree que estas en edad de chupar chupachuses.
en otro orden de cosas, te digo que el invierno está siendo muy duro. la nevada de ayer fue terrible. hicimos una bola de nieve así de grande. y cuando la dejamos caer por a cuesta abajo de la iglesia de arriba..jajja...¿sabes? , de la casa de esa señora que antaño, cuando éramos pequeños, te acuerdas;sí, mujer, la señora coca..esa que más de ua vez te corrió a escobazos cuando llamabas a su timbre y ..qué mala eras...siempre tenía que salir yo corriendo..pues esa señora coca que aún es igual de mala, mientras caía la bola de nieve, no tubo otra que abrir la puerta para...y ¡zas!, la bola que se le fue encima.¡¡¡la metió para casa con escoba y todo!! lo que nos reímos..recuerdo que piluchi dijo que toma allá,por la de escobazos que le diste a any, mala mujer...joderse, volvimos a ser niños..¡cuanto te echamos de menos mientras ...con lo que te gusta a ti la nieve!
tan sólo mandarte recuerdos de tío candi y de papá. la agüela dice que no te manda recuerdos por que espera verte este verano por aquí...o por allá...no sé a qué se refiere con el por allá...ya sabes, ella siempre ha gustado de hablar del más allá...
por mi parte todo bien...la vida de pueblo es como siempre. el pijín me sigue mandando a los tejados. el pijín sigue siendo muy gilipollas. ah...y la vecina ayer, sí, esa de bulgaría de la que ya te he hablado..¿sabes que ahora me tira los tejos?...
stss, esto es un secreto...
besos míos.
besos de la agüela sira.
besos de piluchi.
besos de papá y tío candi.
atentamente, este que no te olvida:
g.c.m.

SUSANA dijo...

Los seres humanos -tipos interesantes si los hay- inventaron distintos lenguajes para comunicarse y vencer la distancia. Los "signos" probablemente nunca reemplacen (y así lo esperamos) el contacto físico entre las gentes, pero no podemos negar que tienen un efecto en nosotros, como los besos de tinta, o los que nos permite esta forma de comunicación en internet.

Tu relato es precioso y cálido, y creeme, se "siente" el cariño.

"Besitos" con chasquido Querida Amiga!

Manuel dijo...

Any, todos los que ya no tenemos 30 años hemos escrito verdaderas cartas, de las de tinta y papel y en alguna hemos dejado nuestros sentimientos y firmdo con besos de tinta (no de carmin). ahora todo es más rapido, mas accesible, mas directo, como esta escritura mecanografiada de los blog, pero yo aqui te dejo un BESO que desde luego es algomças que un puñado de Bytes
lo dicho, un beso

Lacando dijo...

Atravesar distancias y tiempos leyendo antiguas cartas, trae nostalgia y la emoción con las que fueron hechas... y fueron leídas!!

Abrazotesss!!

Neogeminis dijo...

Querida vecina!...cuánta ternura en tu relato de este jueves de besadores!...qué belleza encontrar entre tus recuerdos tanta calidez y amores que logran sobrevivir al tiempo y a la crueldad de la vida que se nos esfuma!
Me encantó leerla particularmente en este post, es como que los besos de otros años siguen estando ahí nomás, a flor de piel, dispuestos a renovarse constantemente!


Un beso enoremeeeeeeee! (nunca tan oportuno! jejeje)

CAS dijo...

Besos de tinta, de birome, de bic...besos que perduran, como quedan tus palabras, aleteando recuerdos y dejandolos permanecer.Hace poco revisando papeles de esos que guardamos las mujeres, encontré cartas de mi adolescencia y me emocionaron esos sentimientos expresados tan lejos en lugar y tiempo, pero que allí estaban, todavía presentes gracias al papel y la tinta ( y mi voluntad ferrea de seguir guardandolos, jajaj)
Me emociona este texto. Por aquí quedan comentarios y mails, que también forman parte de esos recuerdos que a veces hurgamos para rememorar afectos y sentimientos, de todos los colores.
Muchos besos, para que guardes alguno (por si acaso imprimilo.)

alfredo dijo...

Estos, son los míos:

¡BESOS!

Mar dijo...

He releído tu texto. Sabes , hay una música por ahí, de fondo, que creo que viene del sintagma nominal ese de "besos de tinta"... suena a título de libro. Si no existe, guárdalo. Engancha: "besos de tinta". Añoro las cartas de antes, de papel, escritas personalmente, donde las letras dibujaban el cuerpo y el alma del redactor.
En fin que volví a leerte (pensaba que no te había leído) y sentí muchas más cosas bellas esta vez. Gracias. Un abrazo

yonky dijo...

Un punto de vista muy peculiar al cual no se me ubiera imaginado recurrir.Esos de tinta son tambien importantes para que el alma se recomponga cuando los otros no estan.

Hoy en dia a los mios,los pondre en un pendrive?

cariñitos

V.Nas dijo...

Los besos de tinta son perennes, no pueden ser frios.Fíjate si no en los que transmitimos en nuestros textos y comentarios, llegan al corazón y calientan... ya lo creo que calientan.
Mariví

Eva Magallanes dijo...

Hola Any, que bueno saber de ti!... me ha emocionado tu post y me han encantado eso de los besos que se leen... que cierto lo que dices!.Me llega bien adentro pues también se lo que es tener seres amados lejos y convivir con esa distancia. Hasta el día de hoy conservo, por ejemplo, cartas de mi abuela y allí encuentro su amor, sus besos y sus palabras. Se caen algunas lágrimas al releerlas pero también reconforta.
Un abrazote!

Rochitas dijo...

HAY BESOS QUE SE DAN Y OTROS QUE SE DICEN O ESCRIBEN...

maria jose moreno dijo...

Querida Any, que razón llevas. Cuantas veces necesitamos un beso calido, sonoro, apretado, baboso incluso...de esos que nos hacen sentir queridos. Los escritos, nos llenan pero no nos cpmpletan. Asi que te mando uno de los achuchados y un poco babosillo.

Medea dijo...

Querida Any te leí hace días y pensé que ya te había dejado besos impresos, se ve que algo me interrumpió y después de varios días ya no sé a quién he comentado, leído y a quien no, como llego tarde encima leo todos los comentarios que te han ido haciendo y aún tardo más, he ido a ver lo que te había puesto y...Ohhh si no puse nada y me encantan los besos de tinta, los besos que guardan su sabor en las cartas a través del tiempo, aquellos besos que leía y releía antes de dormir y así conseguía soñar con ellos. Te mando un ciberbeso a través del ciberespacio estos también quedan impresos. Un gran beso

Geminis dijo...

Admito que soy una adicta a la tecnología, qué haría sin mi notebook, mis mails, mi face y mi msn.

Pero las cartas...eran otra cosa.

Las tengo guardadas en una caja y como vos cada tanto las releo.

Eran otra cosa...

Besos,