jueves, 14 de julio de 2011

Este Jueves Un Relato: Un lugar en el mundo



El Paraná fue, es y será mi lugar en el mundo.
Nací cerca de su costa y desde siempre tuvimos una relación especial. En las aguas de este río descansan y se mezclan un millón de recuerdos: paseos de domingo con mi viejo, veranos en la playita de Regatas, cruces a la isla en la vieja lancha de algún amigo, promesas de amor adolescente con los pies en el agua …
El río, siempre el río.
Si quiero pasear y caminar me acompaña, si quiero tomar mate me presta su escenografía perfecta , si lloro me consuela con su belleza color león y me acerca algún camalote amigo que arrastre mis penas a la deriva.
Viví en otros lugares sin extrañar la ciudad, pero me encontré muchas veces pensando en el río marrón, añorando su olor y su paisaje, el volver a ver a ese gigante que se mueve oscuro y pausado se hizo casi una obsesión. En cada regreso solo me sentí en casa después de verlo.

Sé que algún día me iré definitivamente; siempre quise vivir cerca del mar y además como dice la canción “todos ya se fueron de aquí, todos ya se fueron de casa …” , casi no me queda familia en Rosario.
Pero tendré que volver cada tanto a ver que está haciendo mi río, a respirarlo, a contemplar esos barcos de carga enormes y feos que lo navegan y que ya son parte de la postal tanto como yo, que dejaré mi corazón en su fondo de barro cuando me vaya …


Otros lugares en el Daily


26 comentarios:

Neogeminis dijo...

Presentía, vecina que usted me iba a hacer caer más de un lagrimón este jueves lugareño...y no me equivoqué!
Qué bella manera de sentirse parte de un lugar al que se disfruta pertenecer!...esas historas de amor intensas, permanentes que ciertos lugares especiales nos desatan en el alma se dan de vez en cuando y no todos tienen la dicha de poder expresarlo con la cadencia y sentimientos que ha logrado en este post!

Es un plcer leer otra vez sus letras y espero retome la frecuencia con que antes lo hacía!

Besos enormes!

Winnie0 dijo...

Es una maravilla cómo sientes y cómo lo escribes!!! Un beso

Dany dijo...

Las raíces son las raíces y siempre se llevan bien dentro. Todos los ríos van al mar........
Me hiciste acordar a mis horas de playa en el rio....el mismo en el que ahora no se puede. Un beso.

MARU dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=ECbEFrbuUyM&feature=related
Te dejo este regalo desde la otra orilla...desde "mi Mar Mediterráneo"... bellísimo, querida amiga.
Un besito mojado de agus de tu rio y mi mar.

CAS dijo...

Preciosa pintura del Paraná. Aguas que vienen y pasan cerca de mi puerta.Un día remontaré el río e iré hasta la tuya, y comprobaré que lo que contás es tal cual de bello, de entrañable, de necesario para ser el lugar que el corazón elige.

Un fuerte abrazo amigueta, gracias por participar y atizar el fuego de los jueves.

dionisismo dijo...

Qué hermosa forma de describir un paisaje por mi conocido hace muy poquito nomás, ví tu río, lo anduve, lo respiré y lo confundí con otras cosas, y me fuí para otros lados. hermoso relato el tuyo, hasta pronto!!

Tésalo dijo...

A mí m atraen irresistiblemente los ríos en la medida en que caudal es lo bastante grande y hay mucha corriente en su desplazamiento. También puedo decir eso de perteneczo a uno por tanto.


Tésalo

Carmen Andújar dijo...

Qué bonitas las palabras que dices. Parece mentira que un río nos traiga tan gratos recuerdos, es como la unión de ti con tu tierra. Supongo que cuando llegas y lo ves dices: Ya estoy en mi hogar.
Me ha gustado mucho
Un abrazo

El Mostro dijo...

¡Cuanto hace que no voy a Rosario!
Once años exactamente.

Saludos.

San dijo...

El rio parte de ti, el agua que arrastra que atrae que atrapa, bellisimo relato.
Un abrazo.

Yoni Bigud dijo...

Y... las raíces siempre tiran un poco. La mente nunca se deja robar los primeros registros, haga lo que uno haga.
Muy bueno.

Un saludo.

yonky dijo...

La marca esta puesta desde la infancia.Puede que yo llegue y diga!! pucha esa agua amarronada no es de mi agrado,pero lo que si importa y en especial para ti es lo vivido,eso es instransferible por mas que hallamos nacido al lado de un charquito.
Y mañana estaras junto al mar y lo recordaras una y otra vez.

Cariñitos

Gastón D. Avale dijo...

el paraná... hermoso río sin dudas... bueno, y caminar al lado para tomar unos mates es el plan perfecto de todos los días... sin dudas... nos calma el agua se nota... besos!

rosa_desastre dijo...

Tienen misterio las aguas turbias de los rios, caminante sin descanso, confidente, alborotado chocolate tu paraná... precioso.
Un beso

don vito andolina dijo...

Hola, bellas letras desnudan la intimidad de este precioso blog, si te va la palabra elegida, la poesía, te invito a mi casa, será un placer,es,
http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/
gracias, buen día, besos nebulosos...

Mai dijo...

Entre tus escritura y la canciòn de Fito, me llenaron el corazón!
Grande Any!
Besos

Ceci dijo...

Me emociona mucho el paisaje litoraleño, el significado profundo y la ligazón con que ata el rio a sus habitantes, asi como la tierra roja, y otros paisajes tambien.
Me conmueven tus letras Any!
Te mando un beso

Mariela Torres dijo...

¡Qué bello texto!

Yo siento lo mismo, por eso pude venir de mi ciudad, Paraná, a mi otra ciudad, Rosario, porque el río me acompañó y sigue conmigo.

Tal vez, yo también me vaya, a las montañas, y quizás tampoco extrañaré mis ciudades, pero sí el río.

Besos.

Ardilla Roja dijo...

Hola Any:

No sé si conoces el refrán: "Algo tendrá el agua cuando la bendicen"

Es cierto, de una forma u otra todos estamos ligados al agua. En tu caso en ese impresionante río, otros al mar que los ha visto crecer como es el Mediterráneo en mi caso. Desde que vine a vivir a Francia es lo que más echo de menos.

Preciosa y emotivo texto.

Un abrazo :)

maria jose moreno dijo...

Ese rio debe ser muy especial para ti que nos traes esos recuerdos. Ojala pudiera disfrutar personalmente de cada uno de vuestros lugares.
Muy sentido amiga
Besos

VACACIONES EN ROMA dijo...

Any

Hace tiempo que no piso Rosario, años y cuando fuì tengo un recuerdo muy lindo porque acompeñe a la persona que estaba conmigo en ese momento, estamos en la misma yo tambièn pienso en algùn momento irme a vivir en algùn lugar con mar, no acà en Argentina, es una idea que siempre he tenido instalada en mi cabeza, y es lo màs factible que suceda, pero para eso falta, todavia està mi padre y me necesita.
Tus escritos siempre tienen un componente afectivo fuerte, me gustan y me emocionan mucho.

Te dejo un abrazo muy grande, que tengas una linda semana.

nadasepierde dijo...

Que haríamos sin tener ese lugar especial donde volver a sentirnos en casa... es como lo que nos rescata en momentos dificiles.

siempre se puede volver!

un beso

Lola dijo...

La única vez que estuve en Rosario era chica y me acuerdo muy poco, pero todo rosarino que conozco tiene una fascinación por el río, desde mi jefa hasta vos y creo que no puede haber dos personas más distintas (es un elogio eh?), bueno, físicamente no sé, aunque sos alta no? debe ser lo único.
Y todavía añora el río (hace 25 años o más que vive en baires)y me envidia que la casa nuestra de fin de semana es en un club nautico, y yo no entiendo ni cinco porque en este momento de mi vida el río, la navegación y demases me atraen menos que andar en ojotas por Siberia, y ella desesperada porque le falta el río, y eso que donde vive es un sueño. Pobre marido, sí que es una mina dificil de conformar!

Yo me imagino que caminar por la costanera de Rosario debe ser algo así como pasear por el boulevard marítimo de Mar del Plata. Es uno de los lugares donde uno puede caminar horas y horas y ni te das cuenta. En un lugar así sería capaz de salir a correr todos los días, y eso es demasiado decir.
En Buenos Aires teníamos esa posibilidad pero la ciudad cada vez se alejó más del río, una pena, hace años (añares) que no voy por costanera, ojalá no cometan el mismo error que los porteños.

Besos!

Rochitas dijo...

Any, hasta yo siento su río, que ha sido marco de alguna que otra escena que aún resta en la memoria, así que cómo comprendo sus letras...
Es bueno probar un mañana distinto por más arraigados que estemos a nuestro cotidiano, si la vida es una sola por si acaso cambiemos rumbos.

Juan Carlos dijo...

Tengo un amigo de Santa Fe que me habla del Paraná. Para España es algo inconcebible, demasiado rio, y eso lo dice alguien que ha vivido en los márgenes de los dos mayores ríos peninsulares.
Bonito relato, saludos al rio marrón. Besos para ti.

ojo dijo...

Siempre recuerdo cuando me impactó por primera vez la majestuosidad del Paraná.

También recuerdo artesanales de pescado sobre la carretera.

Se ve como se ganó tu corazón

Abrazo!