viernes, 18 de junio de 2010

Perdiendo recuerdos


Somos máquinas de crear recuerdos. Lo hacemos todo el tiempo.
Cuanto se tarda en crear un recuerdo? Unos segundos. Cuanto tardamos en deformarlo? Toda la vida.

Como si fuéramos directores de una película vamos cambiando de a poco la escenografía, le vamos agregando cosas, palabras, pausas; lo vamos transformando y modificando a nuestro antojo y también sin querer, en forma totalmente involuntaria. Finalmente ya no sabemos si lo que recordamos sucedió tal como nos parece o es producto de nuestra imaginación. Seguramente en lo esencial el recuerdo será real, pero los pormenores, los pequeños detalles irán cambiando con el tiempo; lo revisamos una vez y otra más, le agregamos color o sentimientos según nuestro ánimo del momento.

Y en ese vaivén mental, a veces el recuerdo se va diluyendo. Desesperadamente tratamos de recuperarlo, de aferrarlo a nuestra memoria. Confrontamos nuestros datos con los de los demás, pero no sirve de mucho, cada uno fija cosas diferentes de una misma situación, recuerda a su manera y entonces las versiones serán distintas. La bruma del tiempo irá desdibujando el recuerdo y tendremos una idea cada vez mas vaga de ese viaje que tanto disfrutamos, de esa persona tan interesante con la que conversamos casualmente o de esa fiesta de la que solo nos queda alguna foto que se va poniendo amarilla.

Pero lo peor de todo es ir olvidando las caras, las expresiones, las voces, las risas de aquellos que quisimos tanto y que ya no están. Me entristece ir perdiendo la imagen mental de mi padre por ejemplo, la inflexión de su voz, su manera de mirar por sobre los anteojos … . No hay foto que pueda recuperar eso; no hay nada que me devuelva los pequeños detalles.
El tiempo es implacable en este sentido. No me gusta pensar que llegará el día en que su imagen sea tan borrosa en mi cabeza que ya no logre verlo … y lamentablemente ya está sucediendo.
El sentimiento seguirá eternamente intacto, pero los sonidos y los rasgos se harán humo y niebla.

Hay algún recuerdo que hayan perdido o estén perdiendo?

El domingo se festeja en Argentina el día del padre. Vaya entonces un recuerdo para mi viejo y un abrazo para todos los padres de la blogósfera.

31 comentarios:

Neogeminis dijo...

Any...te entiendo. ese es un miedo que todos padecemos. Quien más, quien menos, todos hemos perdido un ser querido muy cercano y tratar de recordarlo en plenitud de detalles cada vez se hace más difícil. Las imágenes se nos diluyen, al igual que los sonidos de sus voces. a mí me pasa que me cuesta más recordar los sonidos que las imágenes, porque quizás de ellas alguna foto logra afirmarnos el propio intento de recuerdo, en cambio, no es frecuente tener grabada la voz de alguien que ya no está. En ese sentido te cuento que mi papá conserva una grabación (en casette) de la voz de su mamá y dos de sus hermanos. La ocurrencia de un primo (que también murió) quedó plasmada en aquella grabación que mi papá guarda como un gran tesoro. Quizás también los afortunados que conserven alguna filmación con la imagen de sus seres amados logren salvar sus recuerdos de la disolución que les impone el tiempo. Pero sin esos artilugios es inevitable la sensación de pérdida, de pasado irrecuperable que se nos escurre con el tiempo. Pero los sentimientos quedarán firmes siempre...eso es y será inalterable.


un abrazo enorme vecina!

El Mostro dijo...

No me acuerdo.
Yo olvido fácil, sobre todo lo que no me interesa. En realidad, muevo la información a lugares recónditos de mi mente y ahí se quedan hasta que algo o alguien lo saca a la luz.

Besos.

Any dijo...

Neo, asi es. Tenemos fotos, tenemos grabaciones, tenemos filmaciones. Pero dentro de nuestra cabeza los pequeños detalles se van diluyendo. Y eso me pone triste. Pero sé que es inevitable. Los sentimientos no se borran por suerte.
Un beso querida vecina, y un abrazo a José en su día.

Sr. Mostro, ese es otra fasceta de los recuerdos: los disparadores. A veces algo inesperado, una imagen, un olor, los trae de vuelta a la consciencia eh?
Que pase un lindo día Sr. Mostro!
=D

Lola dijo...

Después que mi papá estos últimos años nos diera un par de sustos (o unos cuantos pares mejor dicho) es como que me pongo en el lugar de los que ya no lo tienen y pienso que debe ser una porquería de fecha en esos casos, o cuanto menos bastante triste.
Creo que la forma en que describís de cómo se van desdibujando los recuerdos, mezclándolos con fantasías es exacta, y nunca mejor expresada.
Ahora lo que sí me viene pasando últimamente es que de repente me voy acordando cosas que ni sabía que las recordaba.
Si bien por suerte no estoy en tu lugar en estas fechas, como comparación sí me pasa que casi no me acuerdo para nada de una señora que me cuidaba cuando era chiquita y falleció cuando yo tendría 6 o 7 años. De más está decir que ni una foto me quedó. Sin embargo pienso que lo importante es el valor que nosotros le damos al recuerdo, más que el recuerdo en sí.
No sé si es lo mismo, pero tantas veces me pasó de recordar por ejemplo que una chica que estaba super linda en un casamiento supongamos, y diez años más tarde ver las fotos de ése mismo día y que me parezca que no era para tanto, o incluso que estaba horrible, independientemente de las modas.
A veces enfretarnos con el recuerdo "real" también tiene sus bemoles!
Igual espero que la pases bien todo este finde XL.
Te mando un beso grande!

Winnie0 dijo...

A veces me da miedo que se me olviden las caras de mis padres (que ya me han dejado) y de pronto lo pienso y digo....¡pero si es imposible borrar su recuerdo de mi corazón! y ESO me tranquiliza. Un beso Any

Mai dijo...

Any el miedo al olvido es tremendo. Pasa con las personas queridas que ya no estàn, pero me pasa también con el cambio de paìs. El hecho de no poder vivir màs el dìa a dìa con mis seres queridos y amigos, me aterrorizaba la idea de que me olvidasen. Obviamente se remedia con un chat, una llamada o (si se tiene con qué) un viajecito cada tanto.
Pero volviendo al olvido de tu post, yo encuentro en mi viejo gestos de mis abuelos que ya no estàn y los identifico ahì, en ese segundo, en esa mueca inconsciente. Y de mi nonno, veo su caminar en mi mamà, sus ojitos celestes en mi hijo (que Dios o el destino, me hizo este regalo inesperado).
Se van diluyendo y se pierde nitidez... perdemos detalles, pero la esencia de los recuerdos no se olvida, quedan guardados intactos en el corazòn.
Besos y feliz dia a los padres argentinos donde sea que estén!

Balamgo dijo...

Un estupendo homenaje al padre.
También miremos el lado positivo del olvido.De las cosas que no queremos que vuelvan a nuestra mente, tal vez, por lo mal que lo hemos pasado.
Aunque muchas veces, tengas que sacrificar esos recuerdos que guardamos como oro en paño, y que por nada del mundo, quisieramos perder.
Por tanto, buen Día del Padre, y que tus recuerdos hacia él,perduren para siempre.
Un saludo.

Briks dijo...

entradas como ésta hacen que tu viejo (o cualquier ser querido) permanezca siempre presente (aún cuando ya no esté físicamente)

ABRAZO VIRTUAL PARA ÉL Y PARA VOS

Annick dijo...

El hombre o su cerebro es muy inteligente , hace que nos recordamos lo esencial en el momento preciso .
Puede que parece que olvidamos , pero no , esta todo alli bien guardadito , como un tesoro .

Besos desde Málaga.

La candorosa dijo...

¡¡Cómo la entiendo amiga!!, ya que hace unos días pensaba justamente esto que expresa en este post.

El tiempo va modificando los recuerdos y nuestra mente, tal vez en la lucha por no olvidar, va cambiando algunos detalles.

Mis padres ya no están a mi lado, pero el recuerdo de la "imagen" de ellos tal vez no sea la más clara y fiel, pero la sensación de su cariño, ese recuerdo ¡¡si que está intacto!!

Sin contar que Candorita, que nació 6 meses antes que mi madre falleciera, es el calco del carácter de mi madre; y Candorito, que nació un año antes que mi padre falleciera es el calco de mi padre, ¡¡¡con gestos incluídos!!!
Por tal, como "ayuda memoria", la vida me regaló a "mis hijos"!!!

Abrazoteeee!!!

El Mostro dijo...

Efectivmente.

Saludos.

LadyMarian dijo...

En realidad lo importante de un recuerdo es el sentimiento que acompaña al momento. El momento se puede diluir pero no lo que sentiste, si es que la escena tiene importancia para vos.

Yo no me olvido de las personas que se comportaron bien o mal conmigo, por ejemplo, en mi primer trabajo. (Doy este ejemplo porque no es tan importante justamente) Puedo no acordarme exactamente de los hechos pero recuerdo los sentimientos que tuve y lo que esas personas transmitían.

El recuerdo que se me escapa de a poco es el de mi abuela. Murió cuando yo tenía 21 y de a poco he ido perdiendo recuerdos. Sin embargo recuerdo lo importante, lo que transmitía y lo que me hacía sentir.
Es más, ella fue más que una abuela común porque vivía con nosotros, por eso creo que parte de lo que soy yo está vinculado con ella.
(Creo que vos viste la entrada de Nancy sobre mi abuela y yo cuando era un bebé)


Any, tu papá está en vos. Él sigue vivo en vos, en lo que vos sos, en tu forma de ser. Ésa es la forma más importante de sobrevivir a la muerte, dejar una huella en el otro y marcarlo de alguna manera.
Por lo que vos contás, él está muy vivo en vos. Podrás perder detalles pero lo importante no lo vas a perder, incluso aunque quisieras, porque ya te marcó.

Como diría Lujo, "qué rollo te solté"!! jaja!

alfredo dijo...

Any, buena e interesante tu reflexión sobre los recuerdos, la memoria y la falta de precisión con la que el tiempo nos castiga.

Pero todo vale, lo que sucedió por que lo vivimos y lo que añadimos porque nos hubiera gustado vivirlo y todo eso junto, nos dibuja la imagen de un ser querido o de una situación gratamente perdida en el tiempo.

Besos

Magamerlin dijo...

Los recuerdos y las imágenes están siempre ahí, solo hay que poner el disco duro al día, actualizarlo y eso no se tarda nada cuestión de segundos.
Cuando recordamos momentos o hechos de nuestra vida la imágenes vienen automáticamente, además el corazón también esta para remover un poco nuestra cabecita.
Besos, hasta pronto.

mar dijo...

Hola Any
Me ha gustado mucho tu reflexión.
En muchos momentos se nos desdibujan los rostros de las personas amadas, pero siempre llega un momento en el que su recuerdo aparece ante tí en todo su esplendor.
De todas formas lo importante es que dentro nuestro jamás se desdibujan los sentimientos que nos unían a ellos
Un beso de Mar

Verónica Marsá dijo...

Muy duro para mí que estoy entre dos aguas. El dolor de recordar y el no querer olvidar. Ya sabes, no quieres perder nada de tu memoria y, a la vez, hago fuerza para que no aflore ningún recuerdo. Casi 15 años y sigo mirando sus fotografías de reojo. Mucho dolor, demasiado todavía. Me dijeron que el tiempo lo cura todo, veremos.

Besos, me pusiste muy triste, amiga.

Any dijo...

Lola, el ejemplo que ponés de algo que recordás como muy lindo y cuando ves una foto te querés matar es tal cual. Lo que uno consideraba top en ese momento, hoy te parece hasta ridículo.
Viste que las caras se desdibujan? De esta sra. que mencionás solo te queda la sensación de sentirte querida o cuidada. Una pena.

Winnie, da mucha tristeza pensar que uno pueda olvidar las caras. Los sentimientos no se olvidan, que suerte.

Mai, ah claro, eso no lo pensé. En tu caso al estar lejos supongo que el miedo será a olvidar cosas de tu lugar o que te olviden claro. Internet es un gran aliado en eso.
Es cierto que uno reconoce gestos de los viejos en otros miembros de la familia. Yo veo gestos de mi viejo en mis hermanos; me imagino que verlos en un hijo debe ser impresionante. Que afortunada.

Balamgo, tenés toda la razón. El olvido es la contracara necesaria del recuerdo para seguir viviendo. Sin olvido no podríamos seguir adelante muchas veces.
No lo pensé mirá, buena reflexión.

Sr. Briks, gracias Doc.
=D

Annick, lo esencial sigue alli creo, aunque perdamos los detalles.

Cando, bueno, debe ser una cosa tremenda reconocer el parecido y los gestos de los propios padres en los hijos, como le decía a Mai mas arriba.
Son esas pequeñas recompensas que te da la vida para equilibrar ...

Sr. Mostro, ajá. Espero que haya pasado un buen día del padre
=D

Lady, si. Sé que lo importante es lo que uno siente, pero igual me da asi como rabia ir perdiendo la imagen.
Si me acuerdo de la entrada en lo de Nancy. Y también se me va yendo la imagen de mis abuelos aunque conserve el sentimiento de amor hacia ellos.
Es cierto, el recuerdo del viejo me acompañará hasta el día en que yo también me vaya. Supongo que son los afectos mas fuertes madre, padre e hijos (en tu caso). Imposible que no te marquen.
No, que rollo, gracias por tu comentario.

Alfredo, si, supongo que los "adornos" ayudan a hacer mas grato el recuerdo, aunque le saquen fidelidad. Después de todo, en esta vida todo se mira de forma subjetiva. Tenés razón.

Maga, como le decía a Annick, lo esencial está bien guardado en el disco duro, asi es. Por suerte.

Mar, hola! tanto tiempo. Los sentimientos no se desdibujan no. Creo que todo lo contrario. Con el tiempo uno reconoce cosas que antes (por inmadurez generalmente) no veía, y el sentimiento crece. Que bueno.

Vero, ay que pena amiga, no fué mi intención. Reconozco esa ambivalencia, yo también quiero recordar todo y a la vez me duele en cierto modo. El tiempo sana, supongo que uno aprende a recordar sin dolor.
un beso

Stanley Kowalski dijo...

Es una realidad que somos los guionistas de nuestros propios recuerdos. Pero también es una forma de protección que tenemos, pues algunos son tan dolorosos que, recordarlos sin anestesia deber ser terrible.
Mi padre murió hace 10 años y no he olvidado nada de él.

BESOTES GUAPA, DIFRUTA DEL FERIADO Y BUENA SEMANA!

CAS dijo...

Precioso tu homenaje. Los recuerdos se van quedando en nosotros y están en tantos gestos y pensamientos heredados y aprendidos...
Un abrazote enorme. Felíz día de la Bandera!!

Akina KIO dijo...

Qué hermoso. ´Me puso la piel de gallina lo de tu papá. A mi me sucede con mi abuelo.

Mariela Torres dijo...

Quizás tenía razón el Principito, con aquello de sólo se ve bien con el corazón, y que lo esencial es invisible a los ojos. Y vos con el corazón lo ves muy claro a tu papá, no importa que es lo que no recuerden tus ojos.

Un abrazo grande.

Winter dijo...

La voz de mi hermano. A veces hago verdaderos esfuerzos por recordar su sonido, pero casi la invento porque es un recuerdo vago.
El dejó este mundo a los 29 años, época en que yo tenía 19. Ocurrió hacia finales de 1984 y es raro porque el tiempo lo transformó en un recuerdo estático. El no cumplió más años, se quedó allá, siendo un jóven de 29 años y yo lo pasé...je, je, una tontera...pero el enorme vacío, no. El ya era padre de dos. Ayer pensé mucho en él.
Muy linda entrada Any. Muy movilizadora.
Un abrazo.

Rochitas dijo...

GRACIAS A DIOS EL MIO FILMO TANTAS PELIS QUE SU VOZ Y SU ROSTRO VAN CONMIGO A TODAS PARTES. LA EPSTRANIO.

Any dijo...

Stanley, también está bueno tener la capacidad de olvidar, es necesario y sanador a veces
=)

Cas, gracias amiga. Este tiempo de intercambio blogueril será recuerdo algún día. Buenos recuerdos.
=D

Aki! hola! ande tas? Volveeee!
besos

Mariela, claro, con el corazón si. Muy cierto, que lindo pensamiento.
gracias ♥

Winter, que decir? Nada, me conmovió tu recuerdo.
un beso

Rochilda, muy, muy lindo su papá sip (no tanto como el mío claro jajajja), que suerte tener tantas imágenes de el, que afortunada.
Yo también la essstraniaba! creí que aún andaba yiranding por the mountains, chica viajera.
=P

Stanley Kowalski dijo...

Muchas gracias por el hermoso comentario que me dejaste. No sos tonta y tenés razón. Todos sabemos que detrás de cada blog hay una persona, y para mí, no hay nada como la voz; su reverberancia dice muchas cosas de las personas.

BESOTES HERMOSA!

Winnie0 dijo...

si puedes pásate hoy por mi blog que hay un cariñito para ti. besos

Yoni Bigud dijo...

Tarde pero seguro. Yo creo que el recuerdo es, en esencia, eso que usté menciona al principio más como una obra nuestra que como una condición de él. Una deformación. Retenemos la realidad no para preservarla sino para jugar con ella.

Casi todos mis recuerdos son inventados, así que más que diluirse se fusionan con otros recuerdos. Otras deformaciones.

Un saludo.

dondelohabredejado dijo...

Me gusta lo que escribiste, nunca me había puesto a pensar en esto. Y es muy cierto, se van perdiendodetalles, y hay recuerdos que llegan desdibujados.
Creo, como vos decís, que lo importante estará siempre en los sentimientos.
Un abrazo.

nadasepierde dijo...

si, se van desdibujando los recuerdos, por lo menos en lo que es la imagen, pero mientras los podamos recrear con la mente, imaginarlo o como un cuento, siguen vivos.
Da como un poco de miedo...es como que cuando un recuerdo se desvanece eso pierde vida?

nunca me había dado cuenta.

un beso

Lady dijo...

A veces uno quiere aferrarse a los recuerdos como si allí estuvieran los sentimientos. Tal vez por eso el miedo a olvidar, a borrar lo que pasó, como si eso significara dejar de sentir.

Da miedo, pero es parte de ir avanzando, no? De lo contrario quedaríamos estancados.

Besos

gustavo dijo...

d0ña any, y0...y0 teng0 0tra lectura...buen0, per0 da la casualidad de que ah0ra, la verdad, n0 me apetece hablar de ell0...
me ha encantad0 esta maldita n0stalgia...maldita sin...es una de mis expresi0nes¡¡¡
a esta entrada, a la any de esta entrada., mil bes0s.